Salta el menú de navegació i ves al contingut

EROSKI CONSUMER, el diari del consumidor

Cercador

logotip de fundació

Canals d’EROSKI CONSUMER


Estàs en la següent localització: Portada > Motor > Educació i seguretat vial

Aquest text ha estat traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Com sobreviure a un embús

Circular con el depósito lleno o intentar distraerse son algunas recomendaciones que ayudan a minimizar los efectos de un embotellamiento

Img atasco Imatge: FontFont

Un atasco se produce cuando la cantidad de vehículos que circulan por la vía rebasa su capacidad. Esta se calcula en unos 2.000 vehículos por hora para un carril de autovía y 1.500 para las carreteras convencionales. Si por cualquier eventualidad el conductor se ve inmerso en una retención, conviene conocer de antemano algunos extremos y seguir ciertas pautas para minimizar sus efectos. En este reportaje se brindan algunas recomendaciones para que el contratiempo sea más llevadero, como intentar controlar la situación con sentido común, avisar del retraso y distraerse.

Ante todo, mucha calma

Es difícil que un conductor tranquilo contagie a sus vecinos de atasco. Sin embargo, en cuanto el primer impaciente toca el claxon, esta conducta se ve de inmediato jaleada por un coro de ruidosos pitidos que no logran arreglar nada.

Dorita Nazábal, psicoterapeuta cognitivo conductual, explica que en una retención es lógico estar incómodo, molesto y con ansiedad, pues las personas se sienten atrapadas en esa situación antinatural, “con la sensación de que la circunstancia controla su vida y no pueden hacer lo que quieren”. Lo habitual es desarrollar agresividad a través de pitidos, gritos o insultos. El exceso de ansiedad provoca también tensión muscular, irritabilidad, aceleración del ritmo cardiaco, sequedad en la boca, ahogo, temblores, palpitaciones… Por ello, esta experta insiste en la necesidad de controlar el cuerpo y la conducta y propone cinco pautas:

  • 1. Aceptar la situación: estamos atrapados en un atasco y la solución no depende de nosotros.

  • 2. Tolerar la frustración: no es un sentimiento agradable, pero hay que saber sufrir el embotellamiento sin generar agresividad.

  • 3. No retroalimentar la frustración repitiendo frases negativas o lamentando constantemente la situación.

  • 4. Intentar distraerse: encender la radio, observar a la gente, el paisaje… siempre que no suponga una merma de seguridad en la conducción.

  • 5. Intentar evitar en lo posible el atasco: hay mucha gente que soporta retenciones a diario por no ser capaz de levantarse 20 minutos antes.

RSS. Sigue informado

Et pot interessar:

Infografies | Fotografies | Investigacions