Salta el menú de navegació i ves al contingut

EROSKI CONSUMER, el diari del consumidor

Cercador

logotip de fundació

Canals d’EROSKI CONSUMER


Estàs en la següent localització: Portada > Salut i psicologia > Psicologia i salut mental

Aquest text ha estat traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Atacs d’ira incontrolables

El trastorno explosivo intermitente se manifiesta con episodios aislados de ira o pérdida del control de los impulsos agresivos

Incidentes de agresividad desproporcionada que duran unos minutos y remiten de forma espontánea. Así se puede describir el trastorno explosivo intermitente. La persona que lo padece pierde por completo el control en ciertas circunstancias y esta reacción de ira es desproporcionada respecto a la situación que la desencadena. A posteriori, se cae en el arrepentimiento y en los autorreproches. Algunos estudios aseveran que el 80% de las personas que lo padecen son hombres.

EL DESCONTROL DE LOS IMPULSOS

Esta patología forma parte del grupo de trastornos del control de los impulsos, que se caracterizan por el repetido fracaso para aplacar el deseo súbito de realizar algún acto dañino para la propia persona o los demás. En la mayoría de los casos, se desarrolla una creciente tensión antes del impulso. Tras dejarse llevar, la persona se siente relajada, aunque es frecuente que se arrepienta y se autorreproche lo ocurrido. Además del trastorno explosivo intermitente, otras afecciones por la falta de control de los impulsos son la cleptomanía (fracaso al controlar el impulso de robar objetos que no son necesarios ni se sustraen por su valor), el juego patológico, la piromanía (el impulso de provocar incendios) y la tricotilomanía (el impulso de arrancarse el propio cabello).

RSS. Sigue informado

Quan publiques un comentari acceptes la Llei orgànica de protecció de dades (LOPD)

Et pot interessar:

Infografies | Fotografies | Investigacions