Salta el menú de navegació i ves al contingut

EROSKI CONSUMER, el diari del consumidor

Cercador

logotip de fundació

Canals d’EROSKI CONSUMER


Estàs en la següent localització: Portada > Salut i psicologia > Problemes de salut

Aquest text ha estat traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Somnambulisme infantil

El 17% de los niños sufre episodios de sonambulismo, una alteración del sueño que no reviste gravedad

Img siesta peques listp Imatge: tempophage

Los trastornos del sueño, también denominados parasomnias, no suponen un grave problema de salud ni para el desarrollo cerebral de los pequeños afectados, aunque algunos merman el descanso nocturno. El sonambulismo es una parasomnia frecuente en la infancia. Según datos de la Academia Americana de Medicina del Sueño, el 17% de los niños son sonámbulos en mayor o menor medida. Y el porcentaje más elevado de afectados se concentra entre los 8 y los 12 años de edad. El principal peligro son los accidentes derivados de caminar o salir a la calle dormidos. En este artículo se describe qué es el sonambulismo, cómo afecta y cuáles son sus causas. También se aportan consejos para combatir esta alteración del sueño.

Consejos ante un niño sonámbulo

No hay un tratamiento específico para el sonambulismo, aunque los episodios tienden a disminuir con la edad. En los casos más graves, el especialista puede prescribir fármacos tranquilizantes durante un tiempo. De todos modos, se pueden tener en cuenta algunos consejos para combatir esta alteración del sueño.

  • En primer lugar, evitar todos los factores que pueden desencadenar este trastorno, como el estrés, el cansancio excesivo o la falta de sueño. Es recomendable seguir una buena higiene del sueño (dormir con la luz apagada en una habitación tranquila, ir a dormir y levantarse a la misma hora, relajarse antes de ir a dormir…).
  • Al contrario de lo que mucha gente piensa, sí que se puede despertar a una persona sonámbula. Es más, puede ser lo más seguro para ella. De este modo, se evitan accidentes. Puede ocurrir que, al despertarse, el niño se muestre desorientado y confuso. Se aconseja acompañarlo a la cama y permanecer con él para tranquilizarlo hasta que se duerma de nuevo.
  • Es conveniente que la casa sea lo más segura posible para prevenir accidentes en el pequeño. Hay que cerrar la puerta de la calle y las ventanas de forma que no pueda abrirlas, retirar los cables u otros objetos que puedan hacer que tropiece y evitar que haya muebles con esquinas puntiagudas, entre otras.
  • Es preferible que el afectado no beba agua antes de acostarse. Tener la vejiga llena puede favorecer los episodios de sonambulismo.

RSS. Sigue informado

Et pot interessar:

Infografies | Fotografies | Investigacions