Salta el menú de navegació i ves al contingut

EROSKI CONSUMER, el diari del consumidor

Cercador

logotip de fundació

Canals d’EROSKI CONSUMER


Estàs en la següent localització: Portada > Seguretat alimentària

Aquest text ha estat traduït per un sistema de traducció automàtica. Més informació, aquí.

Canvi de tendències en el sector alimentari

La incorporación de la mujer al trabajo obliga a productores a variar sus estrategias de promoción

  • Autor: Per
  • Data de publicació: Dimarts, 04deOctubrede2005

La progresiva incorporación de las mujeres al mundo laboral ha acabado por revolucionar la sociedad, y también los criterios con los que se diseñan comidas de negocios, tapas o servicios de catering. Puestos a sentar modas y gustos, algunos consideran que ahora son ellas las que cortan el bacalao.

DIETA A LA CARTA

Img chocolate3

La biología también cuenta a la hora de separar los gustos de hombres y mujeres a la hora de comer o beber. No hace falta decir que el cuerpo de la mujer es distinto al del hombre, y sus requerimientos nutricionales también pueden variar. Por lo común, lo que se entiende por una dieta bien equilibrada proporciona tanto a hombres como mujeres todos los nutrientes necesarios para un metabolismo óptimo. Sin embargo, las mujeres deben prestar una atención especial a dos minerales: calcio y hierro.

Aun cuando hombres y mujeres mantienen un requerimiento igual de calcio o hierro en las primeras etapas de crecimiento, una diferenciación hormonal, las menstruaciones o el riesgo mayor de osteoporosis por parte de la mujer hacen a ésta candidata para un mayor aporte de ambos minerales.

La recomendación dietética de calcio para una mujer entre 19 y 24 años es de 1.200 mg/día. A partir de los 25 la recomendación desciende a 800 mg, pero es preciso no interrumpir nunca ese aporte continuo de calcio al organismo. Además de la leche y sus derivados, el calcio abunda en alimentos como el salmón, el tofu, brócoli, guisantes, legumbres y fruto secos.

En cuanto al hierro, las recomendaciones plasman para las mujeres 15 mg/día (mientras que para el hombre bastan 10), aunque se especifica la necesidad de aumentar dicho aporte a 20 mg durante las menstruaciones. Los expertos advierten que detrás de muchas fatigas y migrañas típicas en pacientes femeninas subyace un déficit de hierro. Alimentos ricos en hierro son las carnes. Patatas, espinacas y legumbres también son ricos en hierro, pero se tratan de un hierro que no se absorbe nunca tan bien como el de la carne. Es por esta razón que las mujeres vegetarianas deben velar porque el aporte de hiero obtenido por alimentos vegetales se corresponda con los requerimientos del organismo y no deriven a una anemia.

Et pot interessar:

Infografies | Fotografies | Investigacions