Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Avacu advierte de posibles fraudes en la compra en la calle de entradas para fiestas de Nochevieja

Recuerda además que el local debe contar con autorización administrativa y que tiene que cumplirse lo ofertado en la publicidad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 diciembre de 2006
La adquisición en la calle de entradas para las fiestas de Nochevieja puede entrañar sus riesgos, según advirtió la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), que recomendó "cautela" al respecto. "No siempre se trata de vendedores autorizados y podríamos ser víctimas de algún fraude", señalaron fuentes de la organización, que recordaron además que estos vendedores a comisión necesitan una autorización.

"Los consumidores deben comprobar que el local o la sala de fiestas a la que tienen pensado acudir cuenta con la pertinente autorización administrativa, concedida por el Ayuntamiento y sin la cual la fiesta sería ilegal", explicó Avacu. "Tenemos derecho a que se cumpla lo ofertado en la publicidad, ya que ésta tiene un valor contractual, por lo que debemos conservarla por si tuviéramos que efectuar una reclamación", indicó la organización.

La ley de medidas sanitarias frente el tabaquismo dice que "los menores de 16 años no tienen permitida la entrada en las zonas destinadas a fumadores en aquellos locales de 100 metros cuadrados o más que hayan optado por permitir fumar y que deben tener una zona debidamente separada y señalizada, apuntó Avacu. Esta circunstancia viene reforzada además por la ley que regula los establecimientos públicos, según la cual los menores de 16 años tienen prohibida la entrada a estos lugares.

Por lo que se refiere a los organizadores, "deben contar con un seguro de responsabilidad civil y garantizar que el local cumple con las pertinentes medidas de seguridad contra incendios y plan de emergencias", indicó la asociación. Asimismo, "no se debe superar el aforo máximo permitido y si estimamos que se supera, debemos presentar la correspondiente denuncia a la policía para evitar posibles males mayores", añadió. "En cualquier caso, si el aforo permitido es superior a las 100 personas es obligatoria la presencia de vigilantes jurados que se encarguen de la seguridad del local", advirtió Avacu.

El establecimiento "debe tener en lugar visible la correspondiente lista de precios y a disposición del público las hojas de reclamaciones selladas por la autoridad competente", recordó la organización. En caso de ser objeto de algún hecho denunciable, "es recomendable solicitar los datos de testigos presenciales y conservar, junto a la publicidad, las entradas", aconsejó Avacu.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones