Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Bruselas impone fuertes aranceles al acero para protegerse de importaciones masivas

Hoy comienzan a aplicarse las medidas de salvaguarda frente al aumento de tasas en EE.UU.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 28 marzo de 2002

El presidente del Ejecutivo Comunitario, Romano Prodi, aseguró ayer que la Unión Europea no está buscando la confrontación sino que "defiende sus intereses y los de su industria siderúrgica porque es nuestra obligación y nuestro derecho". Prodi formuló una petición pública al presidente de Estados Unidos, George Bush, para que "no prosiga" por la vía de la protección de mercados mediante disposiciones restrictivas.

La adopción de las salvaguardas es la respuesta más inmediata de Bruselas ante la decisión de Washington de aplicar desde el pasado día 20, aranceles aduaneros de hasta el 30% para todas las importaciones de acero, en un intento de proteger su industria siderúrgica local.

La reacción de Bruselas se debe al temor de que las altas tarifas estadounidenses generen una llegada masiva al mercado comunitario de acero procedente de terceros países que no podrán vender en Estados Unidos. La UE considera que se ha visto obligada a adoptar medidas porque Washington lo hizo antes y de forma injustificada, por lo que Prodi aseguró que las salvaguardas europeas "no durarán un día más que las estadounidenses".

La decisión europea "no tiene por qué poner en tela de juicio las estrechas relaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea, pero no podemos quedarnos impasibles", ante las medidas proteccionistas de Washington.

Intereses de mercado

Bruselas y Washington avanzan juntos en sus "objetivos estratégicos" como la lucha contra el terrorismo, dijo Prodi, pero "no podemos permitir que intereses internos a corto plazo dicten nuestra política ni pongan en peligro el funcionamiento del mercado".

La preocupación detectada en algunos países candidatos a la adhesión como Polonia, que ven en la cuota libre de derechos sin otra precisión un riesgo de verse desplazados por actores más agresivos, fue comprendida por el comisario, pero rechazada.

El comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, avanzó que la UE podría recibir hasta 15 millones de toneladas suplementarias de acero al año, que se añadirían a los 27 millones anuales que importan los Quince.

El presidente de la Comisión Europea ofreció un diagnóstico del verdadero problema estadounidense que es la falta de reconversión de su industria siderúrgica y agregó que "los puestos de trabajo que se conservan de forma artificial en Estados Unidos se pierden en otros lugares del mundo".

Lamy coincidió con el diagnóstico y explicó que la industria estadounidense sufre un mal endémico, como "una fiebre tropical, una enfermedad antigua que nunca se ha tratado realmente y esporádicamente registra nuevos brotes".

Procesos abiertos

La UE tiene varios frentes abiertos en la guerra del acero y además de las salvaguardas ya ha iniciado un proceso contra Estados Unidos ante la OMC, al considerar que los aranceles de Washington son ilegales pues no responden a un aumento exagerado de las importaciones, que desde 1998 disminuyeron en ese país en más del 30%. Asimismo, Bruselas ha pedido a Washington medidas compensatorias por los daños que sufrirá la UE y si esa vía fracasa, los Quince tendrán la puerta abierta para imponer sanciones comerciales.

Lamy dijo que la Comisión ha elaborado una "lista inteligente" de productos estadounidenses a los que se podrían imponer sanciones y que, según fuentes comunitarias, incluye el acero, los textiles y los cítricos.

En cuanto al funcionamiento de las salvaguardas, Lamy insistió en que el alza de aranceles no se aplicará a todas las importaciones de los quince productos afectados, sino a las cantidades que superen el techo máximo fijado por la Comisión.

El "nivel razonable de importaciones" ha sido establecido por el Ejecutivo comunitario considerando las importaciones de los últimos tres años, cifra a la que se añade un diez por ciento más, lo que da como resultado 10,6 millones de toneladas anuales.

El comisario europeo aseguró que las salvaguardas se aplicarán de una forma "no discriminatoria" y que su confección se ha hecho respetando escrupulosamente las normas de la OMC, con las que los Quince quieren cumplir en todo momento.

Asimismo, explicó que cuando acabe el periodo provisional de aplicación la Comisión hará un estudio del mercado para decidir si modifica, retira o hace permanentes las salvaguardas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto