Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Bruselas investiga a Audi, Peugeot y BMW por limitar la competencia en la distribución de coches

Estas marcas podrían estar impidiendo a los consumidores beneficiarse de las diferencias de precios entre los Estados miembros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 julio de 2004

En el caso de Audi, el Ejecutivo comunitario ha recibido quejas de concesionarios autorizados de Alemania, Italia y España, que denuncian que el fabricante les impide suministrarse mutuamente coches. Bruselas considera que esta posibilidad es una "pieza central" del nuevo sistema comunitario de distribución de automóviles, porque facilita que los concesionarios sean más independientes de los constructores.

Este sistema de venta cruzada entre concesionarios permitiría que uno alemán, donde los precios son más altos, pueda aprovisionarse en otro de un país donde los precios son menores, estimulando así la competencia de precios. De momento, Audi ha negado cualquier tipo de limitación.

Peugeot, por su parte, ya cuenta con un expediente abierto por este motivo y ha sido denunciado por dar un trato discriminatorio a los ciudadanos franceses que tratan de comprar un coche en Alemania y los Países Bajos. Esta compañía concedía una prima sólo a los compradores que pudieran probar que su coche estaba matriculado en el país en el que se producía la adquisición, y no al resto. Esta práctica cesó en el año 2001 en Alemania y continuó hasta el 2003 en Holanda.

Bruselas abrió expediente a Peugeot hace un mes y la compañía tiene ahora 60 días para responder. En caso de que se confirmen estos hechos, se impondrá una multa al fabricante francés, aunque de una cuantía inferior a la que correspondería si la infracción continuase en la actualidad.

En cuanto a BMW, las quejas se refieren a que este fabricante impide en Alemania que sus concesionarios autorizados puedan vender otra marca distinta de coches, una posibilidad que permite por primera vez el nuevo sistema comunitario de distribución, o la hace muy difícil obligando a crear barreras físicas claras de separación con el resto de coches para proteger el prestigio de su marca. Los concesionarios que han presentado la queja consideran que estas imposiciones de BMW restringen su posibilidad de vender diversas marcas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto