Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Bruselas propone que cuando se contrate un servicio a distancia sea el país del consumidor el que cobre el IVA

La propuesta surge para evitar distorsiones de competencia entre las empresas de la UE y las de países terceros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 21 julio de 2005
Con el propósito de eliminar las distorsiones de competencia entre las empresas de la UE y las de países terceros, la Comisión Europea propuso ayer que el IVA de los servicios a distancia para particulares, como los servicios electrónicos o la educación a distancia, se cobre en el país donde estos servicios se consumen y no en el lugar de origen de la empresa que los presta, como ocurre en la actualidad.

El comisario responsable de fiscalidad, Laszlo Kovács, señaló que "el potencial económico de los servicios de telecomunicaciones, de radio y de teledifusión y el de los servicios electrónicos es tan grande que tenemos que asegurarnos que los ingresos de IVA generados por estos servicios reviertan en los Estados miembros en los que se consumen".

Cuando una empresa suministra un servicio a particulares a día de hoy, debe aplicar el tipo de IVA vigente en el país donde está establecida. Pero cada vez se prestan más servicios fuera de las fronteras nacionales, y esta regla ya no garantiza que los impuestos vuelvan al Estado miembro de consumo. La norma también puede provocar distorsiones de competencia porque las empresas están tentadas de implantar su actividad en los Estados miembros que aplican los tipos de IVA más bajos para poder aplicarlos así a sus clientes.

Los proveedores de productos digitales establecidos fuera de la UE deben aplicar el IVA con el tipo en vigor en el Estado miembro donde reside el cliente, pero esta regla no se aplica actualmente cuando estos proveedores de países terceros se establecen en la UE. Tampoco se aplica a los proveedores que suministran otros servicios a distancia, como la enseñanza.

La propuesta del Ejecutivo comunitario plantea una serie de excepciones a la regla general. Para los servicios que se pueden prestar a distancia, como los electrónicos o la enseñanza, el lugar de imposición será donde se encuentre el cliente. El IVA de los servicios de restaurante se cobrará donde se preste el servicio, excepto los que se suministren en un medio de transporte, que se cargará en el sitio de partida del transporte.

El alquiler por periodos cortos de medios de transporte será imponible en el lugar donde éste se ponga a disposición del cliente, mientras que el IVA de los arrendamientos de larga duración se cobrará en el lugar donde el cliente esté establecido. Todos los servicios suministrados por intermediarios serán imponibles en el lugar donde se produzca la transacción principal.

Así, los operadores que suministran este tipo de servicios a clientes privados en otros Estados miembros diferentes al suyo propio deberán respetar las obligaciones en materia de IVA de los otros Estados miembros.

Etiquetas:

consumidor IVA país

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones