Bruselas ve necesario reforzar la protección de los consumidores en varias áreas

Fija sus prioridades en cuestiones como la vigilancia del mercado o aumentar la cooperación entre los Estados miembros
Por EROSKI Consumer 5 de julio de 2009

Si bien es cierto que los europeos cuentan con una importante legislación en materia de protección al consumidor, esta normativa queda debilitada por la falta de una aplicación eficaz, afirma la Comisión Europea en un informe que destaca las áreas del sistema que deben ser reforzadas.

De esta forma, el Ejecutivo comunitario reconoce que la Unión Europea (UE) está dotada de un marco normativo «sólido» en lo que se refiere a la protección de los consumidores, pero admite que falta la implementación efectiva de algunas de estas normas. Por ello, ha fijado cinco áreas prioritarias, entre ellas reforzar la vigilancia del mercado, especialmente para detectar los sectores que necesitan nuevos estándares.

También aboga por aumentar la cooperación entre los Estados miembros -incluida la formación para las autoridades nacionales- y a escala internacional, con países como Estados Unidos o China. Otras de las recomendaciones son fortalecer la transparencia en la supervisión y realizar investigaciones sobre el mercado para combatir los casos fraudulentos. Asimismo propone crear un marco común de entendimiento para interpretar la normativa de la UE en materia de consumo.

Tras analizar los resultados obtenidos tras los dos primeros años (2007 y 2008) del reglamento sobre cooperación entre los Estados miembros, que establece una red europea de protección de los consumidores formada por autoridades públicas nacionales, el informe presentado por Bruselas afirma que este mecanismo de cooperación está cumpliendo sus objetivos «satisfactoriamente», si bien «es necesario mucho trabajo para aumentar la eficacia de la red» y para avanzar en el marco de cooperación.

Alrededor de un tercio de las infracciones detectadas por la red europea corresponden a casos de publicidad supuestamente engañosa y a actividades comerciales en Internet, indica este informe, que cita como ejemplos más comunes la venta de billetes de avión on line o de tonos para móviles destinados a menores.