Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Condenan a Ruralcaja a devolver más de tres millones de euros por no informar del riesgo de algunas inversiones

Una sentencia reconoce el derecho a recuperar las pérdidas ocasionadas por productos financieros sin recibir la información adecuada

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 24 noviembre de 2005
La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a Ruralcaja, antigua Caja Rural de Valencia, a devolver más de tres millones de euros a 238 personas que perdieron parte de sus ahorros debido a unos depósitos a plazo fijo que ocultaban inversiones de alto riesgo, según la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).

Adicae explica en un comunicado que el fallo de la Audiencia "reitera la obligación de las entidades de actuar con la debida diligencia profesional en pro de sus clientes, sin que se antepongan los intereses de la entidad a los de los usuarios. Además, destaca lo incorrecto de la comercialización indiscriminada de productos sin tener en cuenta si el cliente dispone o no de unos mínimos conocimientos financieros".

Asimismo, indica que las entidades deben solicitar a sus clientes información sobre su experiencia inversora, objetivos, capacidad financiera y preferencia de riesgo, y que estos criterios deben aplicarse "teniendo en cuenta la finalidad inversora perseguida y el perfil de riesgo del inversor".

El fallo, que Adicae califica como "uno de los mayores éxitos para los usuarios bancarios en los últimos años", constituye además un precedente "clave" tanto para decenas de miles de clientes que han sufrido las consecuencias de la contratación de "falsos depósitos garantizados", como para los millones de consumidores que contratan productos de ahorro-inversión.

La asociación calcula que al menos un tercio de los bancos y cajas que operan en España comercializaron entre 2000 y 2003 este tipo de productos (con vencimientos que oscilan entre 2000 y 2005), en virtud de los cuales se trasladan íntegramente al consumidor "las consecuencias negativas de una inversión de elevado riesgo, sin participar en los beneficios de dichas inversiones en el caso de que acabe resultando rentable, aplicando para ello técnicas de comercialización claramente engañosas que motivan la resolución judicial ahora adoptada".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones