Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Dos de cada diez españoles viven por debajo del umbral de la pobreza, según el INE

Hay hogares que no es que tengan dificultades para llegar a final de mes, sino que sobreviven a duras penas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 2 diciembre de 2007
Ni la subida de la inflación, ni del IPC, ni de los alimentos, ni de la factura de la luz, ni siquiera de las hipotecas justifican que en nuestro país vivan dos de cada diez españoles por debajo del umbral de la pobreza relativa (el 19,9% de la población). Esto quiere decir que hay hogares que no es que lleguen con dificultades a final de mes, sino que a duras penas sobreviven y hacen verdaderas cábalas con los ingresos que obtienen. Y en esa situación se encuentran ya nueve millones de personas.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), de donde proviene este dato ha dado a conocer la "Encuesta de Condiciones de Vida 2006", fija el umbral de pobreza teniendo en cuenta los ingresos anuales que obtiene cada hogar según el número de miembros. Por tanto, para una persona que vive sola ese índice se sitúa en 6.860 euros anuales, es decir en un sueldo de 571 euros al mes. Con esa cantidad, pocas hipotecas pueden afrontar los jóvenes y los mayores de 65 años pocas facturas pueden asumir.

El umbral es superior para una pareja con dos hijos menores de 14 años. Se sitúa en 14.406 euros anuales, lo que se traduce en un salario de 1.200 euros mensuales. De ello vive una familia de cuatro miembros: 300 euros al mes por cada uno. Las cuentas no salen.

Pero el INE señala que la calidad de vida de los españoles ha mejorado, pues el ingreso medio neto anual de los hogares asciende a 23.442 euros, lo que supone un incremento del 4,6% respecto al año anterior.

Sin embargo, casi 4,5 millones de hogares declaran que llegan con dificultades a final de mes. Y no es de extrañar, porque un 16,1% de familias no superan los 9.000 euros de ingresos cada año. En ese grupo figuran la mitad de los hogares unipersonales, el 14% de los que están formados por dos adultos, el 26% de los que son una persona con uno o más hijos y el 7% de las familias que tienen descendencia. Porcentajes que se pueden considerar muy elevados para un país desarrollado como España.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones