Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El 17,3% de las quejas de los consumidores en 2005 están relacionadas con las telecomunicaciones, según CECU

Una facturación incorrecta y los problemas de acceso a Internet y ADSL son las principales reclamaciones de los usuarios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 12 febrero de 2006
El 17,3% de las quejas de los consumidores en 2005 están relacionadas con el ámbito de las telecomunicaciones, según los datos de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), que durante el último año contabilizó 11.000 reclamaciones vinculadas a dicho sector.

Concretamente, en la Comunidad de Madrid sumaron 3.000 reclamaciones, que se tradujeron en el incremento de este porcentaje hasta el 18,6%. "Se trata de cifras muy importantes que dan idea de que el fenómeno de las telecomunicaciones ha llegado a un punto sin retorno", aseguró el portavoz de CECU, Antonio López.

López puntualizó que estas quejas se refieren básicamente a "cosas muy sencillas pero que producen irritación e impotencia en el usuario", como los accesos de Internet y ADSL. López ejemplificó esta afirmación con el caso de "una facturación incorrecta que hacen a un usuario y que no hay manera de que se la quiten, pudiendo acabar en una lista negra de morosos o un alta o una baja en un operador que se hace por teléfono y se pierden datos del usuario".

Respecto a las últimas prácticas fraudulentas en la Red, como el "phishing" o el "slamming", López señaló que éstas también han protagonizado algunas quejas, pero, al ser más nuevas, no están produciendo una excesiva reclamación. Por ello, insistió en que son los aspectos más sencillos los que protagonizan la gran mayoría de quejas y reclamaciones.

Si el usuario cree ser víctima de un fraude, CECU aconseja mandar un burofax a la empresa para que se certifique que alguien ha leído la reclamación y, a partir de ahí, hacer una denuncia formal ante la compañía. Sin embargo, López admitió que con este sistema se está teniendo poco éxito porque los servicios de atención al cliente de las compañías son "un auténtico desastre, funcionan muy mal y hacen que lleve mucho tiempo arreglar estas pequeñas reclamaciones".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones