Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El alto consumo asociado a la ola de calor obliga a efectuar nuevos apagones en Extremadura y Andalucía

El Gobierno investigará las interrupciones que afectaron el pasado jueves a varias comunidades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 14 junio de 2003
Red Eléctrica de España (REE), que actúa como gestor técnico del sistema, volvió a limitar ayer tarde el consumo de las empresas con cláusula de interrumpibilidad, aunque sólo en Andalucía y Extremadura, para hacer frente a la fuerte demanda de electricidad, causada por la ola de calor. La interrumpibilidad se aplicó entre las 16,30 y las 19,30 horas, según manifestó el vicepresidente de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), Javier Penacho.

Ayer, la demanda de energía eléctrica marcó a las 12,51 horas un nuevo máximo histórico de verano, con 34.240 megavatios, impulsada por la ola de calor que ha disparado el uso de los aparatos de aire acondicionado. Sin embargo, durante la mañana REE no se vio en la obligación de aplicar las cláusulas de interrumpibilidad. Según fuentes del sector eléctrico, la causa es que la hora punta de verano se alcanza más tarde en el sur de España que en el conjunto de la península.

El pasado jueves REE ya tuvo que limitar el consumo eléctrico de las empresas con cláusula de interrumpibilidad entre las 12 y las 15 horas en Andalucía y Extremadura, y entre las 16 y las 19 horas en la zona centro y Levante. En todo caso, añade que la potencia que se interrumpió el jueves no superó, en ningún momento, el 10% del total nacional interrumpible.

El gestor técnico del sistema subrayó que las altas temperaturas tanto de ayer como de días anteriores, están marcando puntas de demanda que constituyen cifras históricos de verano. Así, el pasado martes la demanda llegó a los 32.660 MW, a las 17.35 horas; el miércoles alcanzó los 33.140 MW, a las 17.37; y el jueves subió hasta los 33.850 MW, a las 17.52 horas. No obstante, el máximo histórico absoluto se estableció el pasado 18 de febrero, con 37.600 megavatios.

Esta ola de calor coincidió el pasado jueves con el final de las revisiones programadas de algunas centrales térmicas y nucleares, y con varias averías ocurridas en grupos de generación. Según el presidente de REE, Pedro Mielgo, la situación del equipo generador mejoró ayer, aunque finalmente fue necesario recurrir de nuevo a la interrumpibilidad.

Las empresas con cláusula de interrumpibilidad disponen de una tarifa eléctrica más barata a cambio de limitar el consumo cuando sea necesario. No obstante, Mielgo dijo que el suministro eléctrico será "normal" en julio y agosto, los meses de más calor, porque las centrales habrán terminado sus paradas de mantenimiento.

El Grupo Parlamentario Socialista ha pedido la comparecencia del presidente de REE en la Comisión de Economía, Comercio y Hacienda del Congreso para que explique "si está garantizado el suministro eléctrico a lo largo del presente año".

El presidente de REE afirmó que lo ocurrido el pasado jueves fue "un problema excepcional de carácter zonal" y recordó que ésta ha sido la primera vez que se aplica la cláusula de interrumpibilidad desde el invierno de 2001. Mielgo dijo que REE intenta evitar la interrumpibilidad, a pesar de que es una posibilidad contemplada en los contratos, y subrayó que la demanda horaria en punta supera estos días en un 6% la registrada hace un año.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, afirmó que se investigará la situación que derivó en las últimos apagones registrados en Andalucía e indicó que se realizará en un marco de colaboración entre el Gobierno central y la Administración autonómica.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones