Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El aumento del consumo energético hará crecerla contaminación y pondrá en peligro el aprovisionamiento de suministros, según la AIE

Destaca las perspectivas que presenta la energía nuclear para combatir el cambio climático y reducir la dependencia de los combustibles fósiles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 8 noviembre de 2006
La tendencia al alza en el consumo energético lleva a acelerar las emisiones de dióxido de carbono (CO2), según advirtió la Agencia Internacional de la Energía (AIE). El mundo se enfrenta a la amenaza de no disponer de suministros seguros y suficientes a precios asequibles, además de al peligro de dañar el medio ambiente, señaló el organismo, que no obstante destacó que las perspectivas de la energía nuclear son "prometedoras" para combatir el cambio climático y reducir la dependencia del petróleo y del gas.

Los técnicos de la AIE han recogido estas conclusiones en el informe anual sobre perspectivas energéticas que realiza este organismo con sede en París y dependiente de la OCDE. Según este trabajo, la tendencia actual permite augurar una aceleración de las emisiones de CO2 del 55% hasta 2030 en relación con 2005. Antes de 2010 China será ya el primer país del mundo en emisiones de CO2, por delante de Estados Unidos.

Por todo ello, la AIE pide a los gobiernos que produzcan y empleen la energía de manera más eficaz, incrementen los combustibles no fósiles y mantengan las reservas de petróleo y gas. Es "urgente" frenar el crecimiento de la demanda de energía fósil, diversificar las fuentes de aprovisionamiento y reducir las emisiones que causan el recalentamiento del planeta, según el informe.

La energía de origen fósil se mantendrá como predominante y, respecto al petróleo, la demanda será de 116 millones de barriles por día, mientras que en 2005 fue de 83,3 millones, según las previsiones de la AIE hasta el año 2030. El carbón y el gas natural también registrarán incrementos de la demanda, según el estudio, que señala que también aumentará la oferta de energías alternativas, como la eólica, la solar y la geotérmica.

"La amenaza a la seguridad energética mundial es real y cada vez más viva", y llevará consigo "la vulnerabilidad" de los países consumidores con dificultades para abastecerse, advierte la AIE. Así, la agencia indica que la energía nuclear es una opción "prometedora" para aliviar la dependencia del petróleo y el gas y, al mismo tiempo, contribuiría a reducir las emisiones de dióxido de carbono, aunque admite que su desarrollo puede impulsarse "con la condición de responder a las preocupaciones de la opinión pública".

El alza de los precios de otras fuentes de energía mejorará la competitividad de las inversiones en lo nuclear, según argumenta el organismo. "La energía nuclear sólo ganará importancia si los gobiernos de los países donde es aceptada facilitan las inversiones privadas", sugiere el documento, que recuerda que las fuentes de uranio son abundantes y están repartidas por el todo el planeta. Eso convierte la energía nuclear en "una solución potencialmente interesante para reforzar la seguridad de los suministros eléctricos", apunta el informe.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones