Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco Central Europeo dice que no hay pruebas del efecto inflacionista de la entrada del euro

Duisenberg da por terminado el ciclo de bajada de los tipos de interés iniciado el año pasado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 8 marzo de 2002
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Wim Duisenberg, afirmó ayer que no hay pruebas de que la introducción de los billetes y monedas de euro haya tenido un efecto inflacionista sobre los precios de la eurozona, pese a que éstos experimentaron un repunte en enero. En la rueda de prensa posterior a la reunión del consejo de gobierno del BCE, que ayer decidió mantener los tipos de interés en el actual 3,25%, Duisenberg dijo que la entrada del efectivo del euro tampoco ha afectado a la tendencia descendente de los precios en el área. El banquero holandés insistió en que la inflación anual caerá por debajo del 2%, tope fijado por el banco europeo, "en los próximos meses".

El presidente del BCE también se refirió a la economía de la eurozona, que, afirmó, alcanzará su nivel de crecimiento potencial, entre el 2% y el 2,5%, a finales de este año. Consideró que el punto más bajo de la actividad económica pudo haberse alcanzado a finales de 2001 y que los fundamentos económicos de la zona euro son sólidos y no existen desequilibrios fundamentales en la economía que requieran un ajuste.

Fin de la bajada de tipos

Por otro lado, Duisenberg destruyó ayer las esperanzas de quienes todavía confiaban en una nueva rebaja del precio del dinero. Dio a entender que el ciclo de bajada de los tipos de interés emprendido por el instituto emisor el año pasado ha terminado. El consejo de gobierno obró en consecuencia y mantuvo, sin cambios, la principal referencia en el 3,25%. Los recortes del precio del dinero sirven para impulsar la actividad y, a juicio del holandés, ya no hacen falta.

La declaración de Duisenberg no sorprendió a los expertos, que ya contaban desde hace tiempo con que los recortes habían acabado. Sobre todo, porque los futuros sobre el índice euribor, principal referencia para los créditos hipotecarios, están mostrando una clara tendencia alcista. El año pasado, en un intento de combatir la crisis económica, el BCE bajó los tipos de interés en cuatro ocasiones. La Reserva Federal estadounidense fue mucho más agresiva y aplicó nada menos que once recortes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones