Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco de España advierte de que los créditos rápidos pueden ser hasta el triple de caros que los tradicionales

Este tipo de créditos se concede normalmente a elevados tipos de interés, que pueden superar el 20%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 17 febrero de 2006
De moda últimamente, los créditos rápidos pueden llegar a ser el doble o triple de caros que muchos de los ofrecidos tradicionalmente por las entidades financieras a sus clientes habituales, según advierte el Banco de España. Las entidades que ofrecen estos créditos compensan con elevados tipos de interés (por encima del 20% en muchos casos) los mayores riesgos que asumen y la mayor flexibilidad que ofrecen, según asegura el banco supervisor en su Portal del Cliente Bancario.

El Banco de España pide a los usuarios que en estos casos sean más precavidos que nunca y les aconseja que comparen las condiciones con otras ofertas similares, que lean detenidamente el contrato, que se aseguren de que entienden las obligaciones que asumen y que planifiquen financieramente su situación para evitar posibles impagos o incurrir en sobreendeudamiento.

También recuerda a los usuarios que la mayor flexibilidad de pago que suelen ofrecer estos productos "no exime de cumplir con la obligación de devolver, dentro del calendario decidido, las cantidades recibidas, los intereses debidos, las primas de seguro (muchas veces obligatorias) y otros gastos incurridos".

No obstante, la entidad supervisora sí reconoce algunas ventajas para el usuario, como la "rapidez, confidencialidad y flexibilidad para devolver el dinero" o la ausencia de comisión de apertura o estudio, habitual en los créditos tradicionales. Asimismo apunta el supervisor que los trámites y gestiones para la concesión son mínimos en estos créditos, siendo suficiente el DNI, una nómina, algún recibo que acredite la residencia del solicitante y los datos de una cuenta para ingresar el dinero pedido. Y todo ello sin salir de casa y rellenando un sencillo formulario que no exige aclarar la situación personal del solicitante ni a qué se dedicará el crédito.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones