Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco de España alerta del sensible deterioro de la industria nacional en 2001

Los problemas estructurales del sector han llevado a perder competitividad frente a los productos extranjeros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 16 junio de 2002

Hasta ahora, la industria española ha seguido las mismas pautas que sus competidoras en los países de la zona euro. Y esa simultaneidad se ha venido produciendo con Estados Unidos desde mediados de los noventa.

Pero en la actual fase de desaceleración la industria española ha presentado rasgos propios, al iniciar la fase descendente de forma anticipada respecto a Estados Unidos y, en especial, con relación al resto de los países de la Unión Europea. Existen elementos internos como desencadenantes de la crisis, previos a la caída de las exportaciones y coincidentes con la pérdida de tono de la inversión.

La industria nacional se ha deprimido por la menor demanda interna. Hay sectores que han mantenido la producción pese a vender menos fuera (farmacia, química, material eléctrico) , y aquellos en los que existe correspondencia entre actividad y exportaciones son justamente los de menor peso exportador (productos metálicos).

La situación coyuntural deprimida que ha experimentado el sector industrial en 2001 -concluyen los autores-, no puede ocultar la existencia de problemas de carácter estructural en la industria española, que tienen resultado la pérdida de competitividad en los mercados nacionales frente a los productos importados.

Así, se ha podido comprobar que hay sectores en los que se han mantenido o aumentado las importaciones mientras la producción interior perdía dinamismo o retrocedía: material eléctrico, equipo mecánico, automóviles o productos metálicos. Estas variaciones ponen de manifiesto las pérdidas de cuota de mercado interior que está experimentando esta actividad ante el mayor empuje de los productos foráneos. Son fenómenos que, según el informe, pueden lastrar seriamente la evolución futura de este sector.

En 2001, las ventas de productos industriales crecieron en España un 2,7 por ciento respecto al año anterior, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. La actividad industrial, y así lo confirmó el INE, se resintió el pasado año de la desaceleración de la demanda, más acentuada tras los acontecimientos del 11 de septiembre.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones