Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco de España estima que el Gobierno tendrá que adoptar más medidas fiscales para recortar el déficit

Cree que el esfuerzo adicional que tiene que acometer el Ejecutivo se hará por el lado del gasto público

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 enero de 2012
El déficit público cerró 2011 en el 8,1%, lo que obligará al Gobierno a adoptar un "esfuerzo fiscal adicional" al ya anunciado para asegurar el logro de recortar al 4,4% el déficit en 2012, según estimaciones del Banco de España recogidas en su último "Boletín Económico".

La autoridad monetaria, que destaca que la economía española se enfrenta a un proceso de consolidación fiscal "sin precedentes" y que ello supondrá uno de los "principales condicionantes" de la evolución macroeconómica de los próximos meses, prevé que el esfuerzo fiscal restante que tiene que acometer el Ejecutivo se hará por el lado del gasto público.

En concreto, estima que, tras la no disponibilidad de gasto de 8.900 millones de euros y la subida fiscal por unos 6.000 millones, la composición del ajuste en 2012 quedaría distribuida en alrededor de un 20% por el lado de los ingresos y de un 80% por el lado del gasto, en este último caso repartido de forma prácticamente simétrica entre el gasto corriente y de capital.

El Banco de España proyecta, como resultado de estos supuestos, una reducción del déficit público de 3,6 puntos, con una caída del peso del gasto público sobre el Producto Interior Bruto (PIB) de 2,8 puntos y un incremento de los ingresos de 0,8 puntos. Todas las partidas de gasto, añade, contribuirían a esta reducción, con la excepción de las prestaciones sociales y la carga de intereses, que aumentarían en dos y cuatro décimas del PIB, respectivamente. Para 2013 se proyecta una disminución del déficit público de 1,4 puntos del PIB, ajuste que se concentraría "casi exclusivamente" por el lado del gasto público.

La entidad advierte de que en la medida en que las cifras de cierre de las cuentas de las administraciones públicas correspondientes a 2011 y la composición y magnitud del ajuste fiscal en 2012 y 2013 se separen de las que se asumen en este informe, las proyecciones macroeconómicas incluidas en el mismo se verán afectadas también, por lo que afirma que deben tomarse "con especial cautela".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones