Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Banco de España interviene el Banco de Valencia y le inyecta 3.000 millones de euros

Un total de 1.000 millones se destinan a fortalecer su capital, mientras que los otros 2.000 millones pretenden asegurar su liquidez

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 noviembre de 2011

La entidad supervisora ha sustituido a los administradores del banco a petición de su consejo y lo administrará "para estabilizarlo y recapitalizarlo" con el fin de afrontar su posterior enajenación en un proceso competitivo. Con este objetivo, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del Banco de España, ha suscrito capital del banco por importe de hasta 1.000 millones de euros y le ha otorgado una línea de crédito de 2.000 millones para asegurar su liquidez.

Los depositantes y acreedores "pueden estar absolutamente tranquilos, ya que las decisiones adoptadas garantizan que Banco de Valencia podrá operar con normalidad y cumplirá con todas sus obligaciones frente a terceros", sostiene el Banco de España.

La decisión de la comisión ejecutiva del Banco de España se produce tras constatar que el Banco de Valencia no ha podido adoptar las medidas adecuadas para asegurar su viabilidad y tras enviar recientemente un escrito a sus administradores en el que se requería una solución "urgente y definitiva" para su situación. El consejo del Banco de Valencia manifestó formalmente al Banco de España la imposibilidad de encontrar de inmediato una solución viable de futuro y solicitó la sustitución de sus administradores por otros designados por el FROB.

El peso del Banco de Valencia en el sistema bancario español es del 0,74% del total de los activos, según los datos que maneja el organismo regulador. Es la cuarta entidad financiera que interviene el Banco de España desde que comenzó la reestructuración financiera, tras Caja Castilla-La Mancha (CCM), Cajasur y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), y la segunda de la Comunidad Valenciana. El Banco de Valencia, que registra una elevada exposición al sector inmobiliario y podría requerir provisiones por entre 600 y 800 millones de euros, preparaba una ampliación de capital para fortalecer su solvencia.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones