Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El baremo de la dependencia comenzará a aplicarse en los próximos días

Se fija una puntuación de 25 a 100 puntos, según minusvalía

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 21 abril de 2007
El baremo que mide el grado de dependencia de las personas con dificultades para valerse por sí mismas, y del que dependerá el nivel de asistencia que se les prestará, podrá empezar a aplicarse en los próximos días. El Consejo de Ministros aprobó ayer el decreto que permitirá que la Ley de Dependencia llegue a los ciudadanos, pero de manera parcial.

Una vez se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los servicios sociales de las comunidades autónomas empezarán a evaluar a todos los ciudadanos en situación de dependencia que lo soliciten -tendrán que presentar el formulario específico con el DNI, un informe médico de salud y certificado de empadronamiento -, aunque a lo largo de 2007 sólo recibirán ayuda y prestaciones los que sean catalogados como "grandes dependientes", unos 200.000 en todo el Estado.

El trámite no comenzará a la vez en todas las comunidades. Algunas, caso de Asturias, han decidido esperar a que el Consejo Territorial del Sistema de Dependencia apruebe en las próximas semanas otros dos decretos cruciales, el catálogo de prestaciones y servicios, y el que regulará el copago, la parte de la factura que le toca pagar al usuario según su nivel económico. Sin ellos, por mucho que un ciudadano obtenga su certificado de dependencia, difícilmente recibirá las ayudas o asistencia que se le prescriba.

El baremo aprobado permitirá determinar quién es dependiente y en qué grado, con criterios idénticos en todas las comunidades. Establece una puntuación de 25 a 100 puntos y, por tramos, cataloga los problemas y nivel de dificultad que tienen las personas -mayores con achaques, discapacitados o enfermos- para valerse por su cuenta en las actividades diarias.

El catálogo valora aspectos como comer y beber, las necesidades fisiológicas, el aseo y cuidado personal, desplazarse dentro y fuera de la vivienda, etc. La evaluación hará especial hincapié en las discapacidades intelectuales y mentales. Habrá tres grados de dependencia: moderada, entre 25 y 49 puntos; severa, entre 50 y 74 puntos, y gran dependencia, entre 75 y 100 puntos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones