Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El BCE insiste en que la lucha contra la inflación es su “máxima prioridad”

El presidente de la entidad revisa a la baja las previsiones de crecimiento en 2008

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 7 marzo de 2008
El Banco Central Europeo (BCE) se mantiene fiel al principio de garantizar la estabilidad de precios en la zona euro. Enfrentado a fuertes presiones inflacionistas, ayer optó por no tocar los tipos de interés, que se mantienen por noveno mes consecutivo en un 4%. Advirtió de que la lucha contra la inflación será su "máxima prioridad" en los próximos meses, lo que parece alejar la posibilidad de una rebaja de los tipos.

Nadie esperaba un cambio en la política monetaria de la institución, pero todo el mundo estaba pendiente de las previsiones que ofrecería el presidente de la entidad monetaria, Jean Claude Trichet, sobre perspectivas de inflación y crecimiento económico en la zona euro.

Trichet revisó a la baja las previsiones de crecimiento en 2008 y al alza las de inflación, debido principalmente al aumento de los precios de los alimentos y del petróleo. Anunció que la entidad prevé ahora un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del área euro entre el 1,3% y el 2,1% (los datos de diciembre mencionaban una horquilla de 1,5% y 2,5%) y con respecto a la inflación, reconoció que el BCE espera una tasa de entre el 2,6% y el 3,2%.

"El anclaje firme de las expectativas de la inflación tiene una prioridad máxima para el Consejo del Banco", señaló Trichet, al recordar que el único mandamiento que rige a la entidad es garantizar la estabilidad de precios. "No existe ninguna duda de que nosotros cumpliremos con nuestro mandato, que es claro, y tampoco existen contradicciones entre estabilidad de precios, crecimiento y creación de puestos de trabajo", añadió.

Incertidumbre

Hace un mes, el BCE abrió las puertas a un recorte de tipos a causa del riesgo de una crisis económica cuando Trichet destacó que "la incertidumbre sobre las perspectivas para el crecimiento económico era inusualmente altas", y reconoció que la ralentización económica en Estados Unidos tendría un impacto en la eurozona.

Ayer, el Consejo de Gobierno de la entidad se inclinó por mantener el precio oficial del dinero, una medida que puede ayudar a combatir el aumento de los precios pero que frena el crecimiento.

En cualquier caso, muchos analistas dan por hecho que el BCE acabará por aplicar un recorte de tipos de 25 puntos básicos en mayo o junio. Y en verano podría plantear nuevas rebajas si persiste la recesión en Estados Unidos, de forma que al final del ejercicio el precio del dinero podría situarse entre el 3,5% y el 3%.

Etiquetas:

BCE inflación lucha

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones