Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El BCE reitera su intención de subir los tipos de interés para garantizar el control de la inflación

El presidente de la entidad insinúa que el incremento del precio del dinero en julio sería de un cuarto de punto

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 26 junio de 2008
La persistencia de una elevada inflación en la zona euro sigue siendo motivo de preocupación para el Banco Central Europeo (BCE), cuyo presidente, Jean-Claude Trichet, aseguró ayer que esta institución está "determinada" a garantizar el "anclaje firme de las expectativas de inflación a largo plazo". Ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Trichet subrayó que el control de los precios "es un requisito esencial" para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo.

Img inflaccion
Imagen: CONSUMER EROSKI

Los riesgos para la estabilidad de precios "han aumentado" como consecuencia de la escalada del petróleo y de los alimentos, resaltó Trichet, quien recordó que la institución que preside mantiene un grado de "alerta máxima" en la lucha contra la inflación. El presidente del BCE, que repitió el mismo mensaje que lanzó tras la última reunión del Consejo de Gobierno de la entidad el pasado 5 de junio, destacó que para anclar las expectativas de inflación se podrían aumentar en julio los tipos de interés un cuarto de punto, hasta situarlos en el 4,25%.

"Estamos en un estado de alerta máxima. El Consejo de Gobierno seguirá vigilando muy de cerca todos los acontecimientos", reiteró Trichet. El BCE está decidido a "impedir los efectos de segunda vuelta y la materialización de los riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo", añadió. "El anclaje de las expectativas de inflación a medio y largo plazo es un prerrequisito para que la política monetaria contribuya a un crecimiento económico sostenible y a la creación de trabajos en la zona euro", destacó el presidente.

El control de los precios "es un requisito esencial" para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, según el presidente del BCE

Tras recordar que el aumento de la inflación se debe al encarecimiento del petróleo y de los alimentos, Trichet pronosticó que el nivel de precios seguirá siendo alto durante los próximos meses y sólo empezará a "moderarse" en 2009. Así, la tasa de inflación se situará entre el 3,2% y el 3,6% en 2008 y entre el 1,8% y el 3% en 2009, según sus proyecciones.

Fin de los recortes en EE.UU.

La amenaza de la inflación también pesa en la economía estadounidense, pero lo hace tanto como el estancamiento del crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB). Por eso, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ha decidido mantener invariables los tipos de interés en el 2%, poniendo fin así a la política de recortes que mantenía desde septiembre.

Trichet pronosticó que el nivel de precios seguirá siendo alto durante los próximos meses y sólo empezará a "moderarse" en 2009

Tras dos días de reuniones, la FED hizo buenas las previsiones de los analistas e indicó que "la incertidumbre sobre la inflación sigue siendo alta". El organismo federal estima que la inflación, que repuntó un 0,6% mensual en mayo, se moderará a finales de este año y el próximo.

La FED explica que el conjunto de la economía estadounidense se expande gracias a la firmeza del gasto familiar, aunque la presión persiste en los mercados financieros por culpa de las rígidas condiciones crediticias, el desplome inmobiliario y el fuerte encarecimiento de los combustibles.

Bruselas arremete contra los 400 euros

La Comisión Europea presentó ayer su noveno informe sobre el estado de las finanzas públicas de los Estados miembros de la UE, en el que no esconde las críticas a la deducción de 400 euros que a partir de este mes se aplicará en las nóminas de los trabajadores españoles.

El informe indica que las previsiones presupuestarias del Gobierno español para el ejercicio en curso y el próximo están basadas “en un escenario optimista”, en el que unos rendimientos en 2008 mejores de lo previsto compensarían las previsiones de ingresos fiscales.

No obstante, precisa que “al tomar en consideración el incremento de gasto asociado con las medidas discrecionales últimamente anunciadas, el objetivo (presupuestario) no parece encontrarse ya de manera alguna al alcance y el excedente fiscal puede caer al 0,6% del PIB”. En esta parte, el informe cita expresamente la promesa de devolución fiscal de 400 euros a trabajadores por cuenta ajena, autónomos y pensionistas como una actuación “expansionista”. El gasto total “podría crecer del orden de un 7,25%, bien por encima del PIB”.

En estas circunstancias, la Dirección General de Economía de la UE expone su estimación de esfuerzos de ajuste “significativos”, en un escenario en el que los ingresos van a crecer en torno al 4% mientras que el gasto total lo hará un 5,5%, debido, fundamentalmente, a la acción de los estabilizadores automáticos previstos en el Pacto de Estabilidad, en este caso debido al incremento del desempleo. La deuda pública, en cambio, continuará descendiendo. Se situará este año en el 35,25% del PIB y se mantendrá todavía en este nivel en 2009.

Por otro lado, la Comisión Europea recomienda a los Estados miembros una revisión de su estructura fiscal, reduciendo la carga impositiva sobre el empleo y aumentando los gravámenes sobre el consumo, como el IVA, para impulsar la creación de puestos de trabajo y el crecimiento.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones