Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Congreso aprueba el proyecto de ley que prohíbe los redondeos

Esta normativa pretende acabar con las cláusulas abusivas y los obstáculos que existen a la hora de poner fin a un contrato

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 octubre de 2006
La Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados ha dado hoy su visto bueno al proyecto ley de mejora de los derechos de los consumidores, que, entre otras cosas, prohíbe los redondeos en aparcamientos y telefonía y facilita las bajas de los servicios.

Esta normativa busca acabar con las cláusulas abusivas que existen a la hora de poner fin a un contrato. "El consumidor podrá ejercer su derecho a poner fin al contrato en la misma forma en que lo celebró", indica el texto aprobado.

Así, cuando un usuario quiera darse de baja de un servicio tendrá "las mismas" condiciones que cuando se dio de alta, "sin ningún tipo de sanción o de cargas onerosas o desproporcionadas, tales como la pérdida de las cantidades abonadas por adelantado".

Las empresas de aparcamiento, por su parte, deberán cobrar "el precio determinado en función del tiempo real de prestación del servicio". El precio se pactará por minuto de estacionamiento, sin posibilidad de redondeos a unidades de tiempo no consumidas o utilizadas efectivamente.

Factura en segundos

En el ámbito de la telefonía, se pretende evitar la facturación de servicios no prestados efectivamente. Para ello, la ley establece que la factura del móvil sea computada por segundos.

Respecto a las compañías aéreas y servicios similares, el texto establece que deberán informar del precio completo de sus billetes, incluidos los impuestos, algo que ya hacen Iberia y Vueling. La oferta, promoción y publicidad falsa o engañosa de productos, actividades y servicios será perseguida y sancionada como fraude.

En cuanto a la vivienda, el proyecto de ley prohíbe trasladar al comprador los gastos que corresponden al vendedor, como, por ejemplo, los gastos de conexiones a los suministros generales de la vivienda. También prohíbe penalizar al comprador en caso de que éste no subrogue la hipoteca que tenía el vendedor.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones