Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Ejecutivo obligará a las cajas de ahorro menos solventes a transformarse en bancos

Después se nacionalizarán de forma parcial y por un periodo máximo de cinco años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 25 enero de 2011
cajas de ahorro españolas que no consigan un alto nivel de capitalización antes del otoño deberán transformarse en bancos, para, a continuación, nacionalizarse de forma parcial y temporal. Tan sólo las más solventes podrán mantener su personalidad jurídica. Así lo confirmó la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, quien acompañada del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, adelantó los proyectos del Ejecutivo para reforzar el sistema.

Las entidades financieras españolas necesitan un máximo de 20.000 millones de capital para cumplir las nuevas exigencias impuestas por el Gobierno, que para las cajas que concurren a los mercados serán, incluso, más rigurosas. Con el sector en el punto de mira internacional, el Banco de España y el Ministerio de Economía han realizado esta estimación y han puesto en marcha un plan de choque con el que pretenden desactivar las durísimas críticas que analistas, bancos de negocios y agencias de calificación han vertido sobre las instituciones españolas de ahorro.

Las cajas de ahorro que el próximo mes de septiembre no hayan captado los recursos propios privados requeridos habrán de constituir un banco al que traspasarán el 100% de su actividad financiera y que se someterá a las exigencias de buen gobierno de este tipo de entidades. Serán parcialmente nacionalizadas, porque el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) les aportará la cantidad necesaria a cambio de acciones que permanecerán en su poder un máximo de cinco años. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se mostró convencido de que la "hipótesis" de la entrada de capital del Estado en las cajas de ahorros estará "muy limitada a pocos supuestos".

Después de semanas de intensos rumores y tensiones con el sector de las cajas, el Ministerio de Economía y el Banco de España han lanzado de común acuerdo una iniciativa que, de entrada, abre un plazo relativamente largo para acomodarse y que también deja la opción a las entidades más solventes para mantener la figura jurídica que deseen, incluida la tradicional de caja de ahorro. Sin embargo, el instituto emisor, tras ceder en sus aspiraciones más ambiciosas, exigirá lo máximo posible. El supervisor pedirá que bancos y cajas tengan un capital básico equivalente al 8% de sus activos ponderados por riesgo. A las entidades no cotizadas, que no cuentan con inversores privados y que en su financiación dependen de inversores mayoristas en más de un 20%, es decir, las cajas de ahorro, se les impondrá un requerimiento superior al 8%, todavía por determinar.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto