Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Gobierno mantiene que la subida de la luz se ajustará al IPC

Descarta que la tarifa eléctrica vaya a encarecerse un 10% en 2007

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 diciembre de 2006
El Gobierno se movilizó ayer para insistir en que la subida de la tarifa eléctrica para los consumidores domésticos estará el año que viene en línea con el Índice de Precios al Consumo (IPC). Responsables gubernamentales recalcaron que el mayor esfuerzo recaerá en las industrias y no en los hogares.

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, negó que el recibo de la luz vaya a subir un 10% el próximo año, según apuntaban algunas informaciones. "El incremento que se está todavía estudiando no irá más allá del IPC", que en estos momentos es inferior al 3%, apuntó Moraleda.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, afirmó que "las cosas están como están y hay que esperar a ver cuál es la propuesta definitiva de Industria y cómo enmarcamos toda la política tarifaria para 2007".

El plan que tiene el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio es que la tarifa 1.0, que tienen contratada solamente 135.000 consumidores domésticos, suba lo que el IPC y que la tarifa 2.0 (20 millones de contratos) registre un incremento medio del 6%, que se aplicaría en dos fases. Este aumento iría en función de la potencia contratada en sus 11 tramos. En cuanto a las tarifas industriales, la subida media podría ser del 15%.

Industria está estudiando también establecer un mecanismo para revisar las tarifas eléctricas cada trimestre, igual que ocurre con los precios del gas natural y del butano.

Las eléctricas piden un 20%

El consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla, defendió la subida de las tarifas para reducir el déficit estructural de las eléctricas, que el año pasado ascendió a 3.800 millones de euros. "Esto quiere decir que si la tarifa hoy subiera el 20%, las empresas eléctricas no recibiríamos más dinero, sino que se reduciría el déficit que es un tema estructural muy importante que tiene este país", aseveró López Isla.

Las eléctricas defienden una subida del 20%, y los usuarios no están dispuestos a aceptar un incremento que vaya más allá del IPC.

Ayer, las asociaciones de consumidores FACUA y CEACCU calificaron la subida del 10% manejada por Industria de "irresponsable" y "desproporcionada", respectivamente.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) consideró "irresponsable" la actitud del Gobierno frente a la economía de las familias. A su juicio, las revisiones trimestrales para ajustar el precio de la tarifa a los costes reales de energía justificarán que el Ministerio aplique alzas adicionales.

Por su parte, la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) mostró su preocupación por una subida de la luz "desproporcionada e injustificada". Alertó de que esta medida contribuirá a que la capacidad adquisitiva del ciudadano sea "cada vez menor y afecte a corto plazo al consumo interno y, por ende, al crecimiento económico general y a la creación de empleo".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones