Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Gobierno reformará la Ley de Consumo para que el usuario pueda darse de baja con más facilidad de ciertos servicios

El Ejecutivo pretende que se tipifiquen como "cláusula abusiva" los requerimientos que exigen trámites injustificados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 6 julio de 2005
Con el objetivo de que los clientes puedan darse de baja con más facilidad de ciertos servicios, el Gobierno reformará la ley de Defensa de los Consumidores. Esta nueva norma facilitará este trámite en servicios como las telecomunicaciones y el suministro eléctrico.El Ministerio de Sanidad y Consumo pretende que se tipifiquen como "cláusula abusiva" los requerimientos que exigen trámites que exceden de lo normal. Así, quedará prohibido que la cancelación de un contrato comporte la pérdida de cantidades económicas abonadas por adelantado.

Durante la Conferencia Sectorial de Consumo, celebrada ayer, las comunidades autónomas y la Administración central acordaron elaborar un anteproyecto que reformará la norma citada y establecerá también que el precio por el uso de un parking se ajuste lo más posible al tiempo de estacionamiento.

El objetivo de esta reforma es erradicar ciertas prácticas abusivas, que merecerán ser sancionadas. Por ejemplo, quedará prohibido que el contrato prevea la renuncia del cliente a darse de baja. También se perseguirá que la petición de baja conlleve formalizar trámites distintos o más complicados de los que se exigieron para iniciar el contrato.

La nueva norma también prevé acabar con prácticas que puedan ser calificadas de contrarias a la buena fe y reforzará el principio de veracidad de la oferta con el fin de proteger al consumidor en caso de que se oculte información.

En la adquisición de una vivienda, por ejemplo, se considerará práctica abusiva que el comprador asuma sin negociar determinados gastos que corresponden al vendedor, como impuesto de plusvalía y gastos de conexión a suministros generales.

También se contempla la modificación de la ley que regula el contrato de aparcamiento, cuyo precio podrá establecerse por minuto o por una fracción de tiempo superior. En este caso, el redondeo podrá establecerse tanto al alza como a la baja con respecto a la unidad más próxima al momento de la finalización de la estancia del vehículo en el aparcamiento.

Por último, los consejeros acordaron reordenar el sistema arbitral de consumo mediante una ley que será elaborada por los ministerios de Justicia y Sanidad y Consumo. Los responsables de Consumo dieron el visto bueno a la creación de un Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC), dependiente del Instituto Nacional del Consumo, que velará por el control oficial de productos alimenticios.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones