Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Gobierno subirá el próximo año el salario mínimo interprofesional un 2%, situándolo en 442,12 euros

Los sindicatos no consideran suficiente esta subida y reclaman abrir negociaciones sobre su fórmula de cálculo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 27 diciembre de 2001

Comisiones Obreras (CC.OO.) y Unión General de Trabajadores (UGT) afirman que el Gobierno no se ajusta a lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores y "hace oídos sordos a la considerable pérdida de poder adquisitivo que sufre el SMI". En consecuencia, reclaman abrir negociaciones sobre su fórmula de cálculo. De lo contrario amenazan con no volver a acudir a la consulta anual que en diciembre celebra el Ejecutivo con los agentes sociales.

Para CC.OO. y UGT el número de afectados es muy superior a la cifra del Gobierno. Explican que el SMI repercute en los empleados de hogar, asalariados del campo, porteros de fincas urbanas, trabajadores de actividades pesqueras, personal sin convenio específico, perceptores del subsidio de desempleo y parados del Régimen Especial Agrario. Igualmente recuerdan que hay prestaciones sujetas a esta renta mínima como el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) o el salario social de algunas comunidades autónomas y que, además, se emplea como baremo en la adjudicación de viviendas de protección oficial o en concesión de becas.

Los sindicatos consideran que "existe la necesidad de desconectar el SMI de las políticas presupuestarias y circunscribirlo al ámbito laboral". El Estatuto recoge que el SMI se basará en la evolución de los precios, la productividad media, el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional y en la coyuntura económica, pero CC.OO. y UGT acusan al Gobierno de utilizar únicamente la inflación.

Respecto a su pérdida de poder adquisitivo, si la comparación se hace con el crecimiento de los precios, la caída desde 1991 ha sido de 5,4 puntos y si la referencia es con el salario medio, el retroceso se eleva a 9,6 puntos. El SMI español también se aleja de la recomendación de la Carta Social del Consejo de Europa y, en lugar de ser el 60% del salario medio, se queda en el 35,5%.

En relación, con los cuadros del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el valor adquisitivo de la peseta, los datos reflejan que para una compra que en 1995 bastaba con 1.000 pesetas (6,01 euros) en 2000 fueron necesarias 1.144 pesetas (6,88 euros). Es decir, el SMI de 1995, de 62.700 pesetas (376,83 euros) debería haber llegado cinco años más tarde a 71.728 pesetas (431,09 euros), 1.048 pesetas (6,30 euros) por encima de su cuantía de 70.680 pesetas (424,80 euros).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones