Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Pacto de Toledo aprueba sus recomendaciones para la reforma de las pensiones

El documento critica al Gobierno por la congelación de las pensiones y reconoce la discrepancia al determinar la edad legal de jubilación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 30 diciembre de 2010
La comisión de seguimiento del Pacto de Toledo aprobó con 36 votos a favor, dos en contra y ninguna abstención un documento con 21 recomendaciones para la reforma de las pensiones. El documento se someterá a la votación del pleno del Congreso de los Diputados, previsiblemente el próximo 25 de enero. El Ejecutivo central recordó ayer que se ha comprometido a aprobar el Proyecto de Ley de Reforma de las Pensiones el 28 de enero.

El informe del Pacto de Toledo añade en su texto dos novedades respecto a las ediciones de 1995 y 2003: por un lado, una crítica generalizada al Gobierno por la congelación de las pensiones y, por otro, el reconocimiento de la abierta discrepancia al determinar la edad legal de jubilación.

Entre los asuntos que han contado con el apoyo de todos los grupos, ha destacado la solicitud de ampliar la pensión de viudedad para los mayores de 65 años cuyo ingreso principal sea esta prestación, así como alargar la pensión de orfandad hasta los 25 años.

Sobre la edad legal de jubilación, una mayoría de las fuerzas políticas reunidas en el Pacto sugieren al Ejecutivo dar marcha atrás en su intención de establecer la edad de jubilación en los 67 años, de manera que la prolongación de la edad de jubilación sea voluntaria y el objetivo de la extensión de la vida laboral se alcance mediante incentivos a la permanencia de los trabajadores en las empresas, y también a través de la coacción, con la imposición de serios obstáculos a las prejubilaciones.

Además, todos los grupos políticos, excepto el PSOE, lamentaron la interferencia del Ejecutivo en el Pacto de Toledo que, tal vez presionado por los mercados, remitió a Bruselas a principios de 2010 una propuesta de reforma del sistema de pensiones que extendía la edad legal de jubilación a los 67 años. A su juicio, sin que esa urgencia respondiera a motivaciones reales -las necesidades del sistema se dejarán notar dentro de 15 a 20 años- su posición puso a los miembros del Pacto en una situación incómoda.

Entre las recomendaciones del Pacto de Toledo figura que para calcular la pensión se homogeneice los años cotizados con un mismo porcentaje. Consideran que las prestaciones no contributivas deben correr totalmente a cargo de los Presupuestos del Estado y que el superávit de la Seguridad Social debe destinarse en su totalidad al Fondo de Reserva. También defienden un incremento de los mecanismos de control y seguimiento de las prestaciones de incapacidad temporal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones