Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El petróleo Brent bate un nuevo récord tras el cierre del mayor pozo de EE.UU.

Ayer alcanzó una cotización de 78,64 dólares en el mercado londinense

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 8 agosto de 2006
El precio del petróleo Brent, de referencia en Europa, batió ayer en Londres un nuevo récord histórico al alcanzar los 78,64 dólares por barril tras el cierre por parte de la multinacional British Petroleum (BP) del mayor campo petrolero en EE.UU. El anterior máximo (78,4 dólares) se fijó el pasado 14 de julio, cuando comenzaron los bombardeos de Israel en Líbano.

En Nueva York, sin embargo, el recorte no fue tan abultado y a media tarde el Dow Jones sólo perdía un 0,17%. No obstante, el crudo West Texas abrió la sesión en el New York Mercantile Exchange (Nymex) por encima de los 76 dólares por barril y no bajó el listón en toda la jornada, hasta alcanzar incluso los 76,6 (1,64 dólares por encima del precio anterior).

Escape

BP había anunciado el domingo el cierre parcial de su yacimiento de Prudhoe Bay, en Alaska, tras descubrir un grave caso de corrosión y un pequeño derrame en un conducto de tránsito. La instalación, que data de 1968, no es la primera vez que da un "susto" de estas características. El último fue en marzo pasado, cuando sufrió un escape equivalente a unos 5.000 barriles.

Tras el anuncio de suspensión, la compañía no facilitó información alguna sobre cuándo tiene previsto reiniciar la actividad del yacimiento, lo que llevó a pronunciarse al Gobierno norteamericano. Para tranquilizar los ánimos, el secretario del Departamento de Energía, Samuel Bodman, anunció que el país recurrirá a sus reservas estratégicas de petróleo en caso de que sea necesario.

El Gobierno estadounidense está dispuesto usar las reservas de petróleo tras el cierre en Alaska

"El cierre del campo llevará varios días", indicó la empresa, que adelantó que dejará de producir unos 400.000 barriles de crudo diarios, alrededor del 8% del petróleo que se consume cada día en EE.UU. La petrolera indicó que ha logrado contener el derrame y que ha puesto en marcha las tareas de limpieza.

"Sentimos que sea necesario tomar esta medida y pedimos disculpas a la nación y al estado de Alaska por el impacto negativo que causará", dijo Bob Malone, presidente de BP para EE.UU. en el comunicado difundido por la empresa. Añadió que la producción no se reanudará hasta que la empresa y el Gobierno estadounidense determinen que el pozo se puede operar de forma segura y no plantea una amenaza para el medio ambiente.

Uso de las reservas

El Gobierno estadounidense anunció que recurrirá a sus reservas estratégicas de petróleo, en caso de que sea necesario para hacer frente a la interrupción en los suministros. Así lo aseguró el secretario del Departamento de Energía (DOE), Samuel Bodman, quien indicó estar "preocupado" por los cerca de 400.000 barriles de crudo que dejarán de llegar al mercado cada día, a raíz de la clausura.

El cierre se produce en momentos difíciles para la industria petrolífera, donde cunde la preocupación por el flujo de suministros, ante la inestabilidad en Oriente Medio y la proximidad de la temporada de huracanes.

Por lo demás, los problemas en el campo petrolífero de Alaska se suman a otras vicisitudes de BP en EE.UU., que sufrió en marzo del año pasado una explosión en una de sus refinerías en Texas, que provocó la muerte de 15 personas. Seis meses después de que se detectase un gran vertido en un oleoducto de Alaska, BP realizó un desvío en ese oleoducto en abril con la intención de cerrarlo de forma definitiva. En la actualidad, sólo uno de los tres oleoductos de la empresa está en funcionamiento.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones