Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El PIB bajará un 0,4% en 2010, según las previsiones del Banco de España

Esta cifra supone una décima más de lo estimado por el Gobierno

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 30 marzo de 2010
La economía española registrará una "paulatina mejora" de la actividad a lo largo de 2010, sin embargo, ésta no será suficiente para logar que el crecimiento medio anual sea positivo, por lo que el Banco de España prevé que el PIB caiga un 0,4%. Esta estimación aparece recogida en el último informe de proyecciones de la economía española del organismo supervisor. La cifra del 0,4% supone una décima más de lo estimado por el Gobierno para este año.

Para 2011, el Banco de España prevé un crecimiento del 0,8%, un punto menos que la tasa calculada por el Ministerio de Economía. El próximo año la economía tendrá un comportamiento "más dinámico", aunque en el conjunto del año la tasa de expansión "todavía será reducida".

Estas proyecciones, señala la entidad, suponen una "lenta reversión del intenso ajuste del gasto de familias y empresas y del fuerte deterioro de la confianza de los agentes que han caracterizado a la severa recesión del último año y medio". En 2010 se espera que el avance de los mercados de exportación y la mejora de la competitividad de la economía española impulsen la actividad. Sin embargo, dicho impulso "se enfrentará a otros factores que frenan la intensidad de la recuperación, como la persistencia de un elevado grado de incertidumbre, los prolongados efectos del ajuste inmobiliario y el alto endeudamiento acumulado por el sector privado, que exige cierto saneamiento antes de que pueda reiniciarse otra fase de expansión del gasto".

Según el organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordoñez, un elemento "muy relevante" para la recuperación de la economía será el consumo privado. Sus previsiones para este año que "tras el excepcional incremento de la tasa de ahorro de las familias en los dos últimos años", en que aumentó casi 8 puntos porcentuales, hasta situarse por encima del 18%, "el consumo privado retomará gradualmente una senda de mayor dinamismo", de forma que la tasa de ahorro disminuya, si bien se mantendrá en niveles superiores a su media histórica.

Con respecto al IVA, para 2010 se espera un "cierto incremento" de la tasa de inflación, hasta una media anual en torno al 1%, cifra en todo caso reducida, "habida cuenta del posible impacto del aumento del IVA a partir del verano". Esa trayectoria moderada de los precios se mantendría en 2011, "favorecida por la lenta recuperación de la demanda". No obstante, el Banco de España considera que el efecto del incremento del IVA sobre el poder adquisitivo de las familias y sobre los precios finales será "limitado" y "contenido", debido sobre todo a la debilidad que todavía mostrará la demanda nacional.

En cuanto al empleo, el organismo regulador prevé que las tasas de paro en 2010 y 2011 se sitúen en el 19,4% y en el 19,7%, frente a las previsiones del Ejecutivo que las cifran en el 19% y en el 18,4%, respectivamente. Además, pronostica que las tasas positivas de generación de empleo no se producirán hasta los últimos trimestres de 2011.

Para tratar de estimular la creación de empleo, el Banco de España propone crear "una figura contractual común para las nuevas contrataciones con un coste de despido inferior al del contrato indefinido actualmente en vigor".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones