Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El régimen jurídico de las entidades de dinero electrónico entra hoy en vigor

Esta medida pretende favorecer la innovación tecnológica e incrementar la competencia en este ámbito

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 marzo de 2008
Hoy entra en vigor el régimen jurídico de las entidades de dinero electrónico para favorecer la innovación tecnológica y la competencia, al objeto de beneficiar a los consumidores con mayores servicios, menores costes y más protección. La actividad principal de estas empresas es emitir medios de pago en forma de dinero electrónico, como tarjetas inteligentes, para realizar pagos de baja cuantía. Así, estas entidades pueden desde ya mismo ejercer la actividad de emitir dinero electrónico que sea aceptado como medio de pago, actividad que hasta ahora era desarrollada exclusivamente por bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

De esta forma se amplía el número de entidades que emiten dinero electrónico, lo que favorecerá la innovación tecnológica y aumentará la competencia en este ámbito, con los consiguientes beneficios para los usuarios. Además, se protege a estos al someter a estas entidades a un régimen de supervisión especial, por parte del Banco de España, que busca controlar las prácticas u operaciones que incrementen los riesgos de insolvencia o falta de liquidez.

Antes de iniciar su actividad, deberán inscribirse en el Registro Especial de entidades de dinero electrónico que se creará para tal efecto en el Banco de España.

Estas entidades estarán sometidas a un régimen especial de supervisión

El real decreto aprobado fue aprobado por el Gobierno el pasado viernes y publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La Ley de medidas de reforma de sistema financiero, de 22 de noviembre de 2002, traspuso parcialmente una directiva comunitaria de 18 de septiembre de 2000, sobre el acceso a la actividad de las entidades de dinero electrónico y su ejercicio así como la supervisión cautelar de dichas entidades.

No obstante, quedaba por desarrollar el artículo 21 de la citada ley con el fin de que se regulase un nueva figura: las entidades de dinero electrónico, para que puedan operar en nuestro país, ya que hasta ahora esta actividad quedaba reservada a las entidades de crédito tradicionales.

Un millón de capital

Las entidades de dinero electrónico deberán tener un capital mínimo de un millón de euros y unos fondos propios permanentes iguales o superiores al 2% del saldo de sus pasivos financieros derivados del dinero electrónico emitido en circulación o de la media de dicho saldo durante los seis meses precedentes, si este último importe fuese superior.

Antes de iniciar su actividad, deberán inscribirse en un registro especial del Banco de España

Además, deberán realizar una serie de inversiones obligatorias para minimizar riesgos y elevar la liquidez, dada la actividad desarrollada. Así, tendrán que invertir un importe no inferior al de sus obligaciones financieras derivadas del dinero electrónico en circulación en activos con una ponderación de riesgo de crédito del 0% y un suficiente grado de liquidez.

Por otro lado, podrán invertir, siempre que no supere en 20 veces el volumen de fondos propios, en depósitos a la vista de entidades de crédito de determinados países.

El Banco de España se encargará de verificar los cálculos de fondos propios, las limitaciones de inversión y la estructura de capital, así como la presencia en el accionariado de otras entidades financieras o aquellos que no siéndolo tengan porcentajes superiores al 2,5% del capital social.

Por último, la normativa también desarrolla el régimen sancionador y enumera, entre otras, las causas de revocación de la autorización.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones