Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El sistema de pensiones se revisará cada cinco años según la evolución de la esperanza de vida a los 67

El objetivo de la medida es garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las pensiones y evitar que las próximas reformas sean traumáticas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 31 enero de 2011
A partir de 2027, el sistema de pensiones se revisará cada cinco años según la evolución de la esperanza de vida a los 67 años. El objetivo de la medida es garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de pensiones y mantener la proporcionalidad entre las contribuciones al sistema y las prestaciones esperadas del mismo. También se quiere evitar que las próximas reformas sean tan traumáticas que la actual. El Ejecutivo central señaló que los cálculos se harán conforme a las previsiones de los organismos oficiales.

El mecanismo para la revisión del sistema de pensiones está contemplado en reformas realizadas en otros países de la Unión Europea (UE) e implica que cada vez que la evolución de la esperanza de vida se modifique, se producirán ajustes en las principales variables de cálculo para poder mantener el equilibrio. El Ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, explicó que la aplicación de esos cambios no será "automática", sino que los avisos que lance ese sistema servirán a las autoridades para saber que "las variables tienen que ajustarse".

Al término del Consejo de Ministros del viernes, Gómez aseguró que la reforma del sistema de pensiones no está concebida para reducir la cuantía de la pensión, si no que se persigue que "las personas trabajen más tiempo y coticen más, ingresen más y, a su vez, para que al haber trabajado más tiempo, el periodo medio de percepción de la pensión no crezca demasiado, porque crece la esperanza de vida también. El resultado de estos dos efectos es que habrá menos gastos y más ingresos".

El titular de trabajo precisó que el objetivo de esta reforma es que "dentro de 40 años nuestro gasto en pensiones no tenga dimensiones explosivas". "Si no hacemos reformas, podríamos llegar a gastar 16 ó 17 puntos del PIB en pensiones, el doble de lo que gastamos ahora, porque vamos a tener el doble de pensionistas de los que tenemos ahora, y el objetivo es sujetar este gasto", añadió.

Por otra parte, Valeriano Gómez hizo hincapié en que la reforma de pensiones "no afectará a los pensionistas actuales en ninguna medida". Los cambios se aplicarán a los futuros pensionistas. También indicó que se permite la jubilación anticipada a partir de los 63 años. El pensionista tendrá, en este caso, un coeficiente corrector de su pensión. "A partir de los 63 años será un derecho. No será necesario, como ahora, que el cotizante sea despedido". Respecto al cómputo de la pensión, Gómez confirmó que se incrementa de forma gradual, desde los quince a los veinticinco, el número de años que se tienen en cuenta para su cálculo. "Cada año que transcurra desde que entre en vigor la Ley, el periodo de cómputo se incrementará en un año. Primero serán 15, como ahora, después 16, 17, 18, hasta llegar a 25 en diez años".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones