Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Tribunal de Justicia de la UE condena a España por exigir el MIR a médicos europeos

Considera que no ha adaptado correctamente la directiva que facilita la libre circulación de estos profesionales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 mayo de 2002
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) condenó hoy, jueves, a España por "exigir sistemáticamente a determinados médicos de otros países la superación del examen nacional de Médico Interno Residente (MIR), sin tomar en consideración su formación médica especializada".

Los jueces comunitarios estiman que España no ha adaptado correctamente su legislación a la directiva de 1993 que tiene como objeto facilitar la libre circulación de los médicos en la UE y el reconocimiento mutuo de sus diplomas, certificados y otros títulos.

La directiva distingue dos tipos de títulos de formación médica especializada: aquellos que son objeto de un reconocimiento automático e incondicional entre los Estados miembros y los que facultan al médico para ejercer en su país de origen una actividad médica que corresponde, aunque no de manera formal, a la especialidad que desea ejercer en el país de acogida.

Precisa que el país de acogida podrá exigir a los médicos de otros socios comunitarios que cursen una formación complementaria. Pero la directiva obliga a dicho Estado a tener en cuenta los períodos de formación especializada realizados por estos médicos que sean reconocidos por un título, cuando dichos períodos correspondan a los exigidos en el país de acogida para la formación especializada de que se trate.

Adaptación incorrecta

La Comisión Europea había denunciado a España por considerar que no incorporó correctamente la directiva a su derecho interno. El argumento de la Comisión era que aunque el Gobierno español "puede exigir una formación complementaria una vez examinados los títulos, no puede supeditar el acceso a esta formación a la condición sistemática de la superación del examen MIR".

El Gobierno español alegó en su defensa que el MIR "instaura un procedimiento inspirado en los principios de mérito y de capacidad" y que, teniendo en cuenta que el número de plazas son limitadas su adjudicación debe ser realizada por las autoridades. Asimismo, señaló que "el hecho de que se exima de esta prueba a los médicos de otros países puede permitir a los médicos españoles eludir el sistema MIR si reciben una breve formación en otro Estado miembro".

El Tribunal de Justicia de la UE asegura en su sentencia que el objetivo de la directiva es "facilitar la movilidad de los médicos comunitarios". Los jueces consideran que "la formación complementaria sólo puede abarcar materias que, conforme a la normativa interna del Estado miembro, no estén ya cubiertas por los títulos de formación de que disponga el interesado".

"Imponer en principio a los médicos extranjeros que hayan completado su formación en otros Estados miembros la participación no diferenciada en el examen MIR al que deben someterse los médicos generales sin formación especializada es, por tanto, contraria a la directiva de 1993", añade la sentencia.

Sin embargo, el Tribunal de Justicia de la UE desestima el recurso presentado por la Comisión Europea respecto a la obligación, supuestamente establecida por el derecho español, de que el médico se encuentre inscrito en el Sistema Nacional de Salud para poder obtener el reembolso de la prestación sanitaria".

Los jueces estiman que "esta cuestión excede el ámbito de la directiva", ya que la legislación comunitaria "no afecta a la competencia de los Estados miembros para organizar su régimen nacional de seguridad social".

Etiquetas:

condena médicos MIR

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones