Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas condena a Francia por incumplir sus obligaciones de pesca

El país galo deberá hacer frente a una multa millonaria y acumulativa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 12 julio de 2005
El Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TUE) ha condenado a Francia por haber incumplido sus obligaciones comunitarias en materia de pesca. El país galo deberá hacer frente al pago de una suma a tanto alzado de 20 millones de euros y a una multa coercitiva de 57,7 millones euros por cada semestre al cabo del cual no haya cumplido estas obligaciones.

Se trata de la primera vez que el TUE condena a un Estado miembro al pago simultáneo de una multa coercitiva y de una suma a tanto alzado por incumplir el derecho comunitario de modo grave y persistente.

El caso comenzó en 1991, cuanto el Tribunal declaró, a instancias de la Comisión, que entre 1984 y 1987, Francia había infringido el Derecho comunitario por no seguir las medidas comunitarias de conservación de la pesca.

Las inspecciones efectuadas en varios puertos franceses durante los once años siguientes determinaron que Francia no había respetado las normas comunitarias. Entre otras cosas, el país galo toleraba la venta de pescado de talla inferior a la permitida y tenía una actitud permisiva en la represión de las infracciones.

Por este motivo, la Comisión solicitó al Tribunal de Justicia que declarara que Francia había incumplido su obligación de ejecutar la sentencia de 1991 y que condenara a este Estado a pagar una multa coercitiva de 316.500 euros por día de retraso en la ejecución de dicha sentencia.

El Tribunal de Justicia fija la fecha de referencia para apreciar el incumplimiento en agosto de 2000, cuando expiró el plazo señalado en el dictamen motivado complementario de la Comisión, y estima que para examinar la pretensión de imposición de una multa coercitiva formulada por la Comisión también debe comprobarse si el incumplimiento persistía hasta el examen de los hechos por el Tribunal de Justicia.

La similitud y la reiteración de estas situaciones son consecuencia de una insuficiencia estructural de las medidas aplicadas por las autoridades francesas. La Comisión considera que el país galo no ha actuado diligentemente en la realización de controles efectivos, proporcionados y disuasorios que impone la normativa comunitaria.

Por consiguiente, en agosto de 2000 Francia no había adoptado las medidas necesarias para la ejecución de la sentencia de 1991. Además, en la fecha en que el Tribunal de Justicia examinó los hechos, la información disponible ponía de manifiesto la persistencia de deficiencias significativas.

Habida cuenta de la duración y de la gravedad de la infracción, el Tribunal de Justicia condena a este Estado a pagar una multa coercitiva de 57.761.250 de euros, a partir del día de hoy, por cada período de seis meses al término del cual siga sin ejecutarse íntegramente la sentencia de 1991. Esta cuantía corresponde al importe de la multa coercitiva propuesta por la Comisión, calculada de forma semestral.

Además, a la vista de la persistencia del incumplimiento después de la sentencia que lo declaró inicialmente y de los intereses públicos y privados afectados, el Tribunal de Justicia considera que es necesario condenar al pago de una suma a tanto alzado de 20 millones de euros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones