Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

España entra en recesión tras caer el PIB un 0,4% en el primer trimestre

El consumo de los hogares cayó un 0,4% con respecto al último trimestre de 2011

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 abril de 2012

El Banco de España explica que las contribuciones de la demanda nacional y de la demanda exterior a la tasa de variación del PIB mostraron en los tres primeros meses de 2012 el mismo signo que las observadas un trimestre antes, “pero con una magnitud algo más atenuada”. Así, la demanda nacional retrocedió con menor intensidad que en el período de octubre a diciembre de 2011 (-0,9 % intertrimestral, frente al -1,7 %), mientras que la contribución positiva de la demanda externa se moderó hasta 0,6 puntos porcentuales, 0,9 puntos porcentuales menos que lo registrado en el cuarto trimestre de 2011.

El empleo descendió, de nuevo, con intensidad, con una tasa de caída intertrimestral ligeramente menos acusada que la del cuarto trimestre del año pasado, lo que supone un descenso interanual cercano al 4%. Por otra parte, la remuneración por asalariado se desaceleró en el conjunto de la economía, lo que, junto con el elevado crecimiento de la productividad observado, condujo a una significativa disminución de los costes laborales unitarios, explica el Banco de España.

Los precios de consumo se moderaron cinco décimas entre diciembre y marzo, hasta alcanzar el IPC una tasa interanual del 1,9 % en este último mes. El IPSEBENE -índice que excluye los precios de la energía y de los alimentos no elaborados- disminuyó su tasa de crecimiento interanual en cuatro décimas, hasta el 1,2 %. Estos desarrollos permitieron que la inflación española fuera en marzo ocho décimas inferior a la del área del euro, con ritmos de avance interanual de los precios en todos los principales componentes por debajo de los observados en la zona del euro, señala el organismo regulador.

En cuanto al consumo de los hogares, mostró una notable debilidad en el primer trimestre de 2012. Según las estimaciones del Banco de España, este componente de la demanda experimentó un retroceso intertrimestral del -0,4%. Esta evolución adversa se explica por el deterioro adicional que registra el mercado de trabajo desde el otoño de 2011, la caída de la riqueza de las familias (tanto en su componente inmobiliario como en el que está materializado en instrumentos financieros), la entrada en vigor del aumento de los tipos impositivos del IRPF y, en general, el clima de mayor incertidumbre.

El gasto de las administraciones públicas se mantuvo a la baja durante los tres primeros meses de este ejercicio, tanto en inversión como en consumo, por el efecto del ajuste fiscal para reducir el déficit. La contribución negativa del consumo y la inversión provocó que la demanda interna disminuyera el 0,9 % en términos trimestrales. Por su parte, el sector exterior mantuvo su contribución positiva al PIB, aunque fue algo menor a la del trimestre precedente, ya que pasó de 0,9 a 0,6 puntos porcentuales, lo que se debió a un “ligero retroceso” de las exportaciones.

Las ventas al exterior se incrementaron a un ritmo del 3%, la mitad del observado a finales de 2011, “lo que se enmarca en un contexto de desaceleración de los mercados mundiales y a pesar de la ganancia de competitividad en precio de los productos españoles”, indica el Banco de España.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones