Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

España gasta casi un 20% más de energía que la media de la UE a 15 para generar riqueza

Un uso más eficiente mejoraría la competitividad de la economía española, según el IEE

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 21 marzo de 2006
España consume un 20% más de energía para generar riqueza que la media de los países de la antigua Unión Europea (UE) de 15 miembros. Según datos de un estudio de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), correspondientes al año 2003, el consumo energético de nuestro país asciende a 226,59 kilogramos equivalentes de petróleo por cada 1.000 euros de Producto Interior Bruto (PIB), tasa que cae a los 190,82 kilogramos en la UE-15.

La intensidad energética de España es también un 8% mayor que la del conjunto de la UE actual, pese a que muchos de los países de la Europa del este tienen un ineficiente consumo.

El consumo energético limita mucho la capacidad de ahorro de la economía nacional

El Instituto de Estudios Económicos (IEE) señala que una utilización más eficiente de la energía "mejoraría la competitividad de la economía española, al permitir aumentos de la productividad en distintos sectores, lo que, a su vez, podría contribuir a una mayor creación de empleo".

El país comunitario con una menor intensidad energética es Dinamarca, con 128,19 kilogramos equivalentes de petróleo por cada 1.000 euros de riqueza, seguido de Austria (150,53), Alemania (159,5), Irlanda (161,74), Francia (187,64), Italia (192,61), Luxemburgo (201,51), Países Bajos (208,74), Reino Unido (213,10), Suecia (218,63) y Bélgica (223,87).

Peores cifras que España registran sólo Grecia (250,12) y Portugal (251,32), entre los miembros de la antigua UE-15. De los 10 nuevos países comunitarios, destaca la ineficiencia que se da en países como Estonia, con 1.208,39 kilogramos equivalentes de petróleo consumidos por cada 1.000 euros de PIB, Lituania (1.204,81) o Eslovaquia (937,33).

Industria manufacturera

La industria manufacturera española necesita un 50% más de energía que la media de la Unión Europea para fabricar cada unidad de producto. Esta diferencia se ha disparado desde 1991, cuando era del 24%, según se recoge en un estudio que Caixa Catalunya hizo público este lunes. La intensidad energética del sector aumentó un 12,8% en el país entre aquel año y 2003, mientras que en el continente se redujo un 6,8%.

El informe de la entidad de crédito destaca que la mayor demanda de la industria nacional responde tanto a su estructura productiva como al ineficiente uso que hace de la energía. Así, las ramas de actividad que más consumen tienen un mayor peso en España que en los socios comunitarios (22,5% frente a 17,8%). Y ello limita mucho la capacidad de ahorro de la economía nacional.

Ineficacia de las tecnologías

Sin embargo, la caja catalana estima que la ineficacia de las tecnologías y los procesos productivos son las principales causantes del despilfarro. Para demostrarlo, recuerda que los tres subsectores más intensivos -químico, metalúrgico y productos minerales no metálicos- lograron rebajar de forma muy importante su consumo medio comunitario en los doce años analizados. En España, en cambio, repuntó un 1,6%, un 8% y un 18,7%, respectivamente.

Todas las ramas del sector manufacturero español vieron empeorar su intensidad energética en comparación con la UE entre 1901 y 2003. La actividad que registró una peor evolución fue la de productos minerales no metálicos (cemento, hormigón, ladrillo, cerámica, azulejos y vidrios), que paso de consumir un 14% más de energía por unidad de producto a registrar un exceso del 54%. Por detrás quedaron la química (del 4% al 35%) y la metalúrgica (que paso de igualar el promedio comunitario al 35%).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones