Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

España impone “graves restricciones” a los derechos de los inmigrantes, afirma la Organización del Trabajo

UGT instará al Gobierno y al Parlamento a reformar la Ley de Extranjería, origen de esta discriminación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 27 marzo de 2002
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha resuelto que España impone "graves restricciones" a los derechos de los inmigrantes, al condicionar su ejercicio al hecho de haber obtenido, de manera previa, el permiso de residencia y trabajo que hace legal su estancia en el país. Con esta resolución, la Unión General de Trabajadores (UGT) instará al Gobierno y al Parlamento a reformar la Ley de Extranjería, norma que está en el origen de la discriminación detectada por el organismo internacional.

Fue UGT el organismo que denunció ante el Comité de Libertad Sindical de la OIT el contenido de esa ley nada más ser promulgada, por entender que impide a los inmigrantes que carecen de documentos que acrediten su residencia legal en el país el ejercicio de derechos considerados fundamentales, como el de reunión, asociación, sindicación, manifestación y huelga.

Le da la razón

Tras estudiar los argumentos de la central, el organismo internacional le dio la razón, al entender que la Ley de Extranjería "impone graves e injustificadas restricciones al derecho de sindicación de los inmigrantes en situación de ilegalidad", lo que hace necesario "abrir la sindicación a todos los trabajadores inmigrantes sin distinción", en palabras de Cándido Méndez, secretario general del sindicato.

El Comité de Libertad Sindical de la OIT no es un órgano jurisdiccional y sus resoluciones no son vinculantes para España, más allá del compromiso moral que asumen todos los Estados que son parte de ese organismo internacional. Pese a ello, UGT considera que España está obligada a reformar la ley para reconocer a los inmigrantes -con o sin papeles- todos los derechos que la legislación internacional y la Constitución española reconocen "en sentido amplio a la categoría de los trabajadores".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones