Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Ahorrar al comprar los Reyes a través de la tarjeta

Los titulares de ciertas tarjetas de crédito podrán aprovechar los descuentos al pasar estos días por comercios y grandes almacenes para formalizar sus compras

Los gastos de las familias españolas se multiplicarán en estos días para poder hacer realidad, una Navidad más, las ilusiones que familia y amigos solicitan a los Reyes Magos en sus cartas. Los Reyes suponen el extra final de gastos navideños y se acumulan a todos los realizados durante las fiestas, con lo que las cuentas quedan resentidas. Cualquier ayuda viene muy bien para contener gastos y, como se indica a continuación, los titulares de ciertas tarjetas de crédito podrán hacerlo. Así, algunas aplican descuentos de hasta el 5% para quienes se pasen en estos días por comercios y grandes almacenes para formalizar sus compras y utilicen este medio de pago.

Descuentos de hasta el 5% en las compras

Imagen: Andres Rueda
Este año, los consumidores podrán beneficiarse al utilizar sus tarjetas de crédito en buen número de establecimientos comerciales, pues a través de diferentes estrategias comerciales obtendrán un mayor ahorro en los regalos que harán a sus seres más queridos. En unos casos, las ventajas se traducirán en descuentos directos; en otros, se podrá pagar en varios meses sin intereses; y no faltarán los regalos tras la acumulación de puntos, como consecuencia de pasar por caja con un "plástico" con estas características. No es que sean muchas las propuestas de este año, pero pueden resultar gratificantes para quien tenga una tarjeta con estas características.

Las ventajas principales de las tarjetas son descuentos directos, financiación sin intereses o regalos tras acumular puntos

Una de las ofertas más agresivas para quienes preparan los Reyes de los más pequeños de la casa proviene de Catalunya Caixa, que ofrece la posibilidad de acogerse a interesantes descuentos, del 5%, en la compra de juguetes online. El Banco Santander incide en desarrollar modelos parecidos, pero los aplica a todas las compras en general, como en la Tarjeta Crédito 123, que bonifica con un 1% las compras realizadas en España en grandes almacenes. Esta tendencia se completa con la tarjeta Global que comercializa el Banco Popular y por la cual devuelven a sus titulares un 2% del importe de todas sus compras el primer año y el 1%, el resto de años, con un máximo bonificable de 100 euros al año (50 euros al semestre) y un mínimo de 6 euros acumulados al semestre para obtener la bonificación.

Otras estrategias inciden en facilitar el aplazamiento de los pagos sin recargo de ningún interés o en permitir la obtención de atractivos regalos tras la acumulación de puntos como consecuencia de las compras realizadas. Es el caso de Caja Laboral, que por medio de la tarjeta Visa Oro permite acumular puntos por las compras realizadas y después canjearlos por regalos. Otro diseño más diferenciado, pero también válido para estas fechas, es el que propone Banca Ceiss para los titulares que dispongan de la tarjeta denominada Club de Compras. Sus titulares obtendrán una financiación sin intereses durante seis meses, aunque esta oferta solo será válida en los establecimientos adheridos al plan de fidelización.

Cómo evitar un excesivo endeudamiento

Una utilización excesiva de este medio de pago puede generar un nivel elevado de endeudamiento que hay que evitar a toda costa. ¿Cómo? Basta con aplicar una serie de actuaciones que hagan al consumidor menos vulnerable a estas operaciones. Básicamente serían las siguientes:

  • No se debe ir de comercio en comercio “tirando” de tarjeta, sino que se debe limitar su uso solo para los ocasiones más necesarias.

  • Solo cuando esté confeccionada con un aplazamiento de las compras sin intereses se podrá incrementar su uso, pero no hay que olvidar que habrá que devolver lo prestado en períodos más dilatados.

  • Tratar de llevar la contabilidad de cada movimiento como fórmula para controlar los gastos y no tener al final la desagradable sorpresa de contar con excesivas operaciones abonadas con este medio de pago.

  • En aquellas operaciones en que no haya descuentos, aportación de puntos u otras estrategias de fidelización, conviene optar por pagar con dinero en efectivo.

  • Hay que ser previsor y solo gastar lo que se pueda asumir, en función de las necesidades que se tendrán los próximos meses.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones