Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

“Boom” de planes de pensiones garantizados

Los nuevos planes garantizados ofrecen rentabilidades anuales de entre el 2,5% y el 3,5%, aunque hay que mantener la inversión hasta vencimiento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 24 noviembre de 2008
Img cajafuerte Imagen: Steve Woods

Plazo

Una de las principales diferencias entre los planes garantizados y los que no lo son es que los primeros se comercializan por un periodo de tiempo determinado, que puede ir desde tres hasta 25 años. También su periodo de suscripción tiene un plazo determinado, y pasado el mismo ningún partícipe puede invertir en dicho plan. Sin embargo, en los planes de pensiones no garantizados se puede invertir cuando se quiera y también salirse cuando se desee, ya que no cuentan con plazos de inversión definidos.

Desde el punto de vista del horizonte de inversión, los garantizados son apropiados para partícipes cercanos a la jubilación. Estos productos tienen plazos concretos: 3, 5, 10, 15 ó hasta 25 años. El cliente debe calcular cuánto tiempo le queda hasta jubilarse para ver la conveniencia o no de contratar este producto. Lo apropiado es contratarlo a plazos no superiores a 10 años. Por ejemplo, a partir de los 55 años, que es cuando un ahorrador debe ir adoptando posiciones más conservadoras con su plan de pensiones.

Son los planes apropiados para los clientes que deseen planificar la rentabilidad obtenida de la inversión de sus ahorros

En caso contrario, puede dejar pasar la posibilidad de revalorizar más el ahorro con otro tipo de instrumentos. Por ejemplo, no es nada recomendable contratar un plan garantizado que presente un plazo de 25 años, ya que es un periodo de tiempo muy elevado en el que el ahorro se estaría remunerando a un tipo de interés bajo. Se considera un plazo muy extenso para tener el dinero cautivo. Cuando se contratan planes garantizados a largos plazos el partícipe suele perder la oportunidad de disfrutar de los mayores beneficios que aportan otro tipo de inversiones, más arriesgadas. Por esto es por lo que los garantizados son ideales para los partícipes que están a punto de jubilarse, pues consolidan sus ganancias, acumuladas durante toda su vida laboral y saben a ciencia cierta que no perderán capital con su plan de pensiones en su último tramo dentro del mercado de trabajo. Es decir, estos planes son especialmente adecuados para los clientes que deseen planificar la rentabilidad obtenida de la inversión de sus ahorros.

Además, son los planes idóneos para quienes no deseen asumir riesgos con su dinero. En momentos como el actual, de gran inestabilidad en los mercados, con gran volatilidad en las Bolsas e incertidumbre en el mercado de renta fija, los planes protegidos ofrecen una alternativa a tener en cuenta para los partícipes de perfil conservador que buscan certeza en su inversión. También pueden contratar un plan garantizado los inversores de perfil de riesgo bajo que, pese a que les quede mucho tiempo para jubilarse, no están dispuestos a correr ningún tipo de riesgo con su ahorro. En este caso, no obstante, una vez que vence el plazo del plan garantizado, el ahorrador debe buscar un nuevo plan al que traspasar su ahorro. Las entidades suelen ofrecer siempre un producto de similares características, aunque es finalmente el ahorrador quien debe decidir a qué plan traspasa su dinero.

Rentabilidad final

La rentabilidad final de los planes de pensiones garantizados dependerá de si el titular se queda o no hasta vencimiento. En caso afirmativo, no hay que preocuparse de si las rentabilidades diarias o mensuales no son positivas, ya que al vencimineto la garantía se ejecuta aunque el valor liquidativo sea inferior al garantizado.

En cualquier caso, al igual que el resto de planes de pensiones, los garantizados ofrecen una valoración de la participación cada día. INVERCO ofrece mensualmente los ranking con las rentabilidades de todos los planes de pensiones. A cierre de octubre, los planes de pensiones garantizados acumulaban una caída media anual del 0,93%. Los mejores productos son los planes garantizados de “La Caixa PlanCaixa Futuro 17”, “PlanCaixa Invest 17” o “Plan Caixa Futuro 11” que ganan más de un 6% este año. En este caso, los partícipes que decidieran traspasar su ahorro obtendrían ganancias (para saber a cuánto asciende la rentabilidad total hay que tener en cuenta el valor de la participación cuando se contrató el producto y a cuánto está cuando se vende). Por el contrario, a la cola de la clasificación por rentabilidad de los planes garantizados se sitúan productos como el “Seguridad Activa 2031” de Caixa Galicia o el “Futurespaña Horizonte”, de Caja España, con pérdidas superiores al 26% en este ejercicio. En estos casos, lo más acertado es mantener la inversión, ya que traspasar el ahorro o reembolsarlo en estos momentos sería perder dinero.

Fiscalidad

Respecto a su fiscalidad, la de los planes de pensiones garantizados es exactamente la misma que la de los planes no garantizados: reducen la base imponible del contribuyente en límites diversos según se trata de un titular del País Vasco, Navarra o el territorio general.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones