Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cancelar un fondo de inversión

Es una una opción rápida de recuperar el patrimonio invertido y unas de las operaciones financieras más sencillas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 31 marzo de 2010

Casi medio millón de españoles abandonó sus fondos de inversión en 2009, una sencilla operación que permite recuperar el patrimonio invertido con rapidez. Según los analistas, salieron demasiado pronto de un mercado con buenas perspectivas de crecimiento en 2010: bajos tipos de interés, mejoras de las condiciones macroeconómicas, buen rendimiento vía comisiones y promociones de contratación.

A cada inversor, un fondo

  • Fondos de renta fija: Para personas arriesgadas. Dependen de la evolución de los tipos de interés. Los hay tanto a corto como a largo plazo, con más rentabilidad cuanto mayor es el periodo contratado, aunque en este caso el riesgo también es más elevado. Son los preferidos de los españoles. Pese a su perfil prudente, el nivel de riesgo que pueden asumir varía, por lo que conviene informarse de sus peculiaridades. De acuerdo con los últimos datos proporcionados por Inverco, la rentabilidad media anual de estos fondos se sitúa entre el 1,35% (renta fija euro a corto plazo) y el 7,78% (renta fija mixta euro).

    Los porcentajes aumentan a medida que crece el periodo de garantía. En general, los fondos de renta fija de los países avanzados no tienen buenas expectativas de resultados este año por el alto nivel de endeudamiento de sus economías. Más atractivo, ofrece la renta fija privada (deuda emitida por empresas solventes y de buena calidad crediticia) y la renta fija de los países emergentes que han pasado de deudores a acreedores. Brasil es el caso.

  • Fondos de renta variable: Para los más lanzados. El consenso de analistas desaconseja invertir en fondos de renta variable europeos por sus escasas perspectivas de revalorización y, en cambio, recomienda hacerlo en estadounidenses y algunos emergentes, como en el caso de los países asiáticos exportadores (Corea sería uno de ellos) y algunos latinoamericanos bien posicionados como Brasil. Los fondos de renta variable españoles fueron los de peor comportamiento en 2009, con pérdidas notables. Su rendimiento en los últimos doce meses osciló entre el 18,6% (renta variable mixta euro) y el 71,9% (renta variable internacional emergente), según Inverco.

  • Fondos garantizados: Recomendados para conservadores ortodoxos. Como mínimo, aseguran la conservación o el reembolso de todo lo invertido a una fecha determinada, llamada vencimiento de la garantía. Si se cancela o reembolsa antes, puede perderse parte de la inversión inicial.

    Algunos fondos garantizados no cobran comisión de reembolso cuando la cancelación tiene lugar en fechas prefijadas. Es lo que se conoce como ventanas de liquidez. Llegado el vencimiento de la garantía, estos fondos establecen o inician un nuevo periodo garantizado. El partícipe puede entonces decidir con toda libertad si continúa adelante con las nuevas condiciones, cancela o cambia de fondo. El último año se revalorizaron entre el 2,83% (garantizados de rendimiento variable) y el 3,28% (garantizados de rendimiento fijo).

  • Fondos monetarios: Para precavidos. La Ley de Instituciones de Inversión Colectiva exige que al menos el 90% de la cartera en renta fija de los fondos monetarios esté invertida a corto plazo (vencimiento igual o inferior a 18 meses). Sólo cuatro de los 95 fondos monetarios españoles registraron pérdidas en 2009, pero el 40% de ellos ganó menos del 0,8%, según Inverco. Entre febrero de 2009 y febrero de 2010, rindieron de media un 0,97%. No obstante, los expertos pronostican mejoras en el futuro, una vez que comiencen a subir los tipos de interés.

  • Otros fondos: Para espíritus intrépidos. Son fondos de inversión alternativa o fondos de alto riesgo, como los hedge funds (fondo de inversión libre), ETF (fondos cotizados), fondos inmobiliarios y otras modalidades. Los hedge funds cargan con el estigma de haber estado en el epicentro de la crisis financiera. La Comisión Europea ha anunciado que regulará su comercialización en la UE.

Paginación dentro de este contenido


RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones