Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cinco depósitos que te pagan la rentabilidad todos los meses

Esta estrategia bancaria permite a los ahorradores disfrutar de sus intereses todos los meses, sin la necesidad de esperar a su vencimiento

La liquidación de los intereses en los depósitos a plazo por lo general es a su vencimiento, es decir, hay que esperar a que se cierre la operación para disfrutar de la rentabilidad generada. Pero los bancos, ante la baja rentabilidad que hoy en día presentan estos productos y para comercializarlos con un mayor éxito, los ofrecen con liquidación mensual e incluso contemplan intereses anticipados en el momento de su contratación. En este artículo el ahorrador conocerá varias propuestas bancarias que se mueven bajo esta característica, para que, a través de su capital, pueda disponer de una pequeña renta todos los meses; no obstante, su rentabilidad no superará el 1%.

Depósitos que dan pequeñas rentas mensuales

Los bancos han lanzado al mercado varios depósitos que ofrecen liquidación mensual de los intereses. Además, se distinguen porque pueden ser contratados desde cantidades muy asequibles para todas las familias, a partir de 300 euros, y con todo un abanico de plazos para su permanencia: desde los más cortos, a tres meses, a otros más exigentes que necesitan una duración superior a los tres años. En lo que coinciden todos ellos es que su rentabilidad es muy baja, por debajo del 0,50%. Y solo si se consigue cumplir con los requisitos de vinculación, podrá alcanzarse el 1%.

Dentro de la oferta actual, los hay en todas las modalidades, desde su contratación por Internet, para nuevos clientes e, incluso, ligados a una cuenta corriente. También se contempla la posibilidad de cancelarlos de forma anticipada (parcial o por completo), ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

Si bien la oferta bancaria es todavía escasa, pueden encontrarse las suficientes propuestas como para recibir una pequeña renta todos los meses, sin comisiones ni gastos administrativos. Es la recompensa que reciben los clientes por tener depositados sus ahorros en algunos de los productos diseñados bajo esta particularidad y que, en cualquier caso, cuentan con varios formatos para hacerlos más atractivos antes de su contratación.

  • Depósitos a plazo medio y largo
    • 1. Uno de estos depósitos es el que brinda Kutxabank a través de su Depósito 15, que permite la periodicidad del cobro de intereses todos los meses para un plazo de 15 meses y desde 6.000 euros.
    • 2. Bajo este mismo importe mínimo se ha confeccionado el Depósito Ahora 3 por parte de Unicaja. Aunque su diferencia reside en que contempla una permanencia sensiblemente mayor: de tres años y tres meses. Y como novedad con respecto a otras imposiciones, si se cumplen los requisitos de vinculación, la rentabilidad que propone crece, oscilando entre el 0,65% y 1%, en función del capital depositado.

  • Depósitos por Internet
    • 3. Bankia aporta un modelo para el ahorro que puede contratarse con comodidad desde casa y a cualquier hora, desde el ordenador o el smartphone. Atiende a la denominación de Depósito Fácil Internet, donde son los propios clientes quienes eligen el plazo más convincente para ellos, con una rentabilidad máxima de hasta el 0,50%.

  • Depósitos con cancelación anticipada
    • 4. Banco Popular incorpora los Depósito Gasol, para plazos de 6, 12 y 18 meses, en los que la liquidación de los intereses es mensual. Los hay para todas las economías domésticas, desde 300 euros. Otra de sus aportaciones es que admiten su cancelación anticipada, total o parcial.

  • Vinculados a otros productos
    • 5. Manteniendo la liquidación mensual, hay otros depósitos que mejoran sus márgenes de rentabilidad, aunque ello implique una mayor fidelización del cliente con su entidad. Es la estrategia empleada por ING Direct con los titulares de la Cuenta Naranja, a los que con su primer ingreso les abren de manera automática una imposición a tres meses al 1,90%, con una rentabilidad mensual del 0,50%.

Intereses desde su contratación

Hay otra fórmula para cobrar los intereses de forma más rápida. Son los pagos anticipados, que pasan a la cuenta corriente de los depositantes en el mismo momento en que contratan este producto, y al igual que sucede con las Letras del Tesoro.
No obstante, esta modalidad todavía no está muy extendida en el mercado bancario y tan solo se contempla bajo propuestas muy puntuales.

Bankia es la entidad encargada de lanzarlo bajo la denominación de Depósito Anticipado. Abona a los titulares los intereses en el momento de la contratación, sin que tengan que esperar a ningún plazo.
Ofrece la liquidación de intereses de manera anticipada, a través de una única imposición, que tiene un plazo de permanencia muy flexible, de uno a 999 días, aunque con una rentabilidad mínima, ya que apenas rebasa el 0,40%. Además, no es renovable tras su vencimiento.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones