Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

¿Cómo afecta la subida del petróleo a los intereses de los consumidores?

La crisis libia puede elevar la inflación, el precio de la gasolina y castigar el exposicionamiento en la renta variable

Repercusión en los consumidores

A corto plazo, solo las inversiones en renta variable podrían estar expuestas por la subida del crudo. Pero a medio y largo plazo, las consecuencias se notarán en los bolsillos de los usuarios españoles. Subidas en los servicios aéreos, incremento del precio de la gasolina para transportes privados y públicos y encarecimiento de las tarifas energéticas serían los primeros damnificados por el alza del crudo. Otra consecuencia de estas alzas sería la subida en los tipos de interés para controlar la inflación. ¿Cómo afectaría a los consumidores?

De momento, el Euríbor, índice de referencia al que están vinculadas la mayoría de hipotecas constituidas en España, lo reflejaría en sus revisiones periódicas y a los usuarios que tengan contratado un crédito hipotecario se les encarecería en función de las subidas de tipos. También quienes lo vayan a contratar en los próximos meses tendrán que hacerlo por un coste mayor que el vigente hasta ahora. El índice de referencia europeo ha cerrado el mes de febrero en el 1,76%, con un incremento de casi medio punto respecto a hace un año, cuando estaba situado en el 1,225%. Esto supone un encarecimiento de casi 400 euros al año en las cuotas de los préstamos que se revisen en febrero.

La subida de las hipotecas se refleja en el consumo de los hogares, que eliminan unos gastos para poder afrontar los pendientes. En general, primero se reducen los gastos de ocio, turismo y artículos de consumo. Pero hay otros efectos sobre los salarios, ya que cuanto más altos sean los precios del petróleo, mayor será la presión sobre la inflación y esto originará desde una escalada de los precios en las tarifas de transportes y facturas energéticas, hasta la negociación de los sueldos en los convenios colectivos como consecuencia de la política monetaria que se adopte, con la consiguiente disminución del poder adquisitivo de los trabajadores.

Mayor rentabilidad en la renta fija

Un aumento de la inflación, como consecuencia de los incrementos en los precios del petróleo, podría implicar un cambio radical de la política monetaria -tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos- después de varios años con tipos de interés muy bajos, que incluso se han acercado al cero. Este nuevo escenario económico internacional que se plantea conllevaría que los productos de renta fija mejorasen sus condiciones de contratación, con una mayor remuneración a los usuarios, tanto en lo referido a letras, bonos y obligaciones del Estado (el 1,101% y 3,254% para períodos entre 3 meses y 3 años, en la actualidad) como en depósitos bancarios. Estos, que en la actualidad suponen una rentabilidad media entre el 1,00% y el 2,00%, podrían mejorar sus márgenes si ocurre un cambio en la política monetaria, con la posibilidad de que los bancos y cajas de ahorros rivalizasen en comercializar productos más atractivos. Estos podrían elevar sus tipos de interés por encima del 2,50% y serían incluso más agresivos en los depósitos para nuevos clientes, promocionales, referenciados o para períodos de permanencia más largos, por encima de 2 años. El ahorro doméstico podría primarse si las autoridades monetarias deciden elevar los tipos de interés para contrarrestar los efectos negativos que tal medida pudiese provocar en los usuarios.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « 
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto