Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cómo nos afecta un euro caro

El euro ha subido un 7,5% en lo que va de año y ya se intercambia por 1,42 dólares, su nivel máximo histórico, lo que puede provocar que se resientan la economía, el consumo y el ahorro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 12 octubre de 2007

El euro sigue dando muestras de su supremacía frente al dólar. En los últimos días, la moneda única no hace más que encadenar un nuevo máximo histórico tras otro. Desde que la Reserva Federal decretara una bajada del precio del dinero en Estados Unidos (desde el 5,25% hasta el 4,75%), el euro no ha dejado de subir. En la actualidad, se intercambia por 1,42 dólares, y en lo que va de año la divisa europea se ha apreciado un 7,5% respecto al dólar. Ahora, lejos de pensar que tener una moneda fuerte es positivo para la economía, son varias las instituciones que han mostrado su preocupación por tener un euro en tan alto nivel, como es el caso de la Comisión Europea. Si llegara a 1,50 dólares, algunos expertos estiman que podría comenzar a resentirse la economía de Euopa a nivel global y la española, en particular. ¿Cuáles son, por tanto, los efectos de tener un euro caro? Como las monedas, la situación actual presenta una cara y una cruz y debe analizarse desde los dos puntos de vista: es posible encontrar efectos negativos, pero también positivos de la subida del euro que afectan a la economía, el consumo y el ahorro.

Impacto negativo de un euro caro


  • Consumo:

    A nivel doméstico, tener un euro caro tiene consecuencias negativas para los turistas estadounidenses que vienen a visitarnos, ya que les costará más su estancia. En agosto, sólo un 1,8% de los turistas internacionales que recibió España procedieron de Estados Unidos, frente al 26,6% de ingleses, el 22% de franceses o el 14% de alemanes.


  • Economía:

    También los productos de nuestras empresas resultan menos competitivos en Estados Unidos, con lo que ciertas compañías perderían cuota de mercado en aquel país. Si el euro sigue encareciéndose, los estadounidenses preferirán comprar productos de otros mercados, como el chino o el japonés, donde el intercambio con su divisa no se ha depreciado tanto. Las exportaciones europeas podrían, por tanto, resentirse. En el caso español, un 17% de nuestras exportaciones se dirigen a Estados Unidos, porcentaje que podría disminuir. En cualquier caso, el grueso del comercio exterior español se realiza con países europeos, principalmente con Alemania, con lo que no se espera un fuerte impacto económico derivado de la subida del euro en este sentido.

  • Si el euro sigue encareciéndose Estados Unidos preferirá comprar en otros mercados y las exportaciones podrían disminuir


  • Inversión:

    En Bolsa, la subida del euro genera incertidumbre por cuanto pueda influir sobre el crecimiento económico. Históricamente se ha comprobado que en etapas de fuertes ascensos para la moneda única, la confianza inversora decae.

En definitiva, un euro caro afecta, sobre todo, a las empresas que basan gran parte de su crecimiento en el comercio con Estados Unidos. Desde Santander Investment estiman que entre el 20% y el 25% de los ingresos y los beneficios de las compañías del Viejo Continente se contabilizan en dólares. Si el euro sigue subiendo, una parte importante de los resultados que obtengan estas compañías podría evaporarse al realizar el cambio a euros. Así, una empresa que gane 100 millones de dólares, con el cambio a principios de año (cuando un euro valía 1,32 dólares) hubiera ganado 75 millones de euros. Ahora, con el tipo de cambio fijado en un euro igual a 1,42 dólares, sus ganancias se reducirían a 70 millones de euros.

En Europa se ven afectadas compañías automovilísticas que exportan en torno a un 50% de su producción a Estados Unidos, como es el caso de la alemana Daimler Chrysler (exporta un 53% a América, un 20% a Europa, un 7% a Asia). BMW o Volkswagen son otras de las empresas que pueden sufrir en bolsa y en su cuenta de resultados, por el ascenso del euro.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones