Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Contratar un depósito para el verano

Estos depósitos se pueden suscribir desde 300 euros y su rentabilidad oscila entre el 1,4% y el 3%

Se pueden suscribir desde 300 euros, con una rentabilidad media entre el 1,4% y el 3%. No son el producto estrella, pero los depósitos de uno a tres meses permiten dejar el capital a buen recaudo durante las vacaciones. Los bancos y cajas de ahorro que los ofertan han confeccionado un tipo de imposiciones que priman la contratación por Internet o para dinero nuevo. Para permanencias tan cortas también hay productos de remuneración creciente, de carácter solidario o que basan su estrategia en la entrega de regalos como fórmula para combatir la menor competitividad de estos productos de ahorro con respecto a los de largo plazo.

Una de las modalidades de la actual oferta depositaria de los bancos y cajas de ahorro son las imposiciones a corto plazo, cuya permanencia oscila entre uno y seis meses -aunque algunas no llegan a 15 días-. Pueden ser un instrumento idóneo para "aparcar" el dinero en vacaciones. No obstante, no es la mejor forma de obtener la mayor rentabilidad en los ahorros, aunque puede servir para cubrir un hueco entre periodos de inversión, mientras se espera a tomar posiciones en la renta variable o se intenta ajustar la nueva inversión tras las revisiones de los tipos de interés.

Lo habitual es que los depósitos con plazos de permanencia tan cortos -casi nunca por encima de cinco meses- estén ligados a ofertas para nuevos clientes, con el fin de captar el dinero de la competencia. Además, en la mayoría de los casos, la última oleada de imposiciones solo se pueden suscribir a través de Internet. Tampoco faltan propuestas que, a pesar de sus pequeños plazos, se basan en remuneraciones crecientes y hasta las hay que utilizan su carácter solidario para potenciar su atractivo.

Hay propuestas que, a pesar de sus pequeños plazos, se basan en remuneraciones crecientes

La principal ventaja que lleva aparejada la contratación de uno de estos depósitos es que los importes mínimos son muy asequibles para todos los bolsillos: se pueden suscribir desde 300 euros. Por lo que se refiere a los tipos de interés que aplican, se enmarcan en una franja que oscila entre el 1,4% y el 3%, en función de la modalidad contratada. No debe perderse de vista que la rentabilidad es aplicable para periodos de plazo muy cortos, por lo que en la mayoría de los casos sirven, más que nada, para depositar el dinero en vacaciones.

Imposiciones para las vacaciones

Los depósitos contratados por Internet son la fórmula elegida por la mayor parte de entidades para este tipo de productos de ahorro. Entre otras, Caja Ávila, cuyo E-Depósito se puede suscribir a tres o seis meses, a partir de 2.000 euros, y remunera a sus depositantes con el 2,5% y 2,7%, respectivamente. Entre sus características destaca la liquidación de intereses a vencimiento, su renovación automática y liquidez inmediata, mediante reembolso anticipado del total de la imposición, con penalización del 4% nominal sobre el capital reintegrado por el tiempo que media desde la fecha de reembolso y la fecha de vencimiento, con el límite de intereses devengados.

Caja España y Caja Duero incorporan a su oferta depositaria el denominado PlazoNet15, un depósito a plazo a 15 días, que permite obtener una rentabilidad fija del 1,4% nominal anual, con liquidación de intereses al vencimiento. BBVA ha elegido también la contratación exclusiva a través de Internet para aplicar estos plazos a sus productos de ahorro, en concreto a través de los llamados Depósitos On line. Se pueden suscribir a partir de 1.000 euros por uno, tres y seis meses de plazo, con unos tipos de interés que alcanzan el 1,5%, 1,7% y 2%. El abono en cuenta y liquidación de intereses a vencimiento, así como su liquidez total, son otras de sus aportaciones más llamativas.

La Caja de Ahorros de la Inmaculada se decanta por ofrecer a sus clientes el Depósito Naranja, que premia el ahorro con bonificaciones sobre su tipo base. Es un depósito a plazo fijo de tres meses que se puede suscribir desde 1.000 euros, con abono de intereses al vencimiento. Aplica un tipo de interés con bonificación del 3% nominal anual. Ibercaja brinda su Depósito a Plazo Fijo, que se contrata a través del servicio de banca telefónica y electrónica y que permite su cancelación anticipada en cualquier momento, así como la garantía del 100% del capital invertido y del tipo de interés hasta el vencimiento. Se puede suscribir a partir de seis meses y tiene un tipo de interés del 2% T.A.E. para cantidades superiores a 3.000 euros. Se penaliza la cancelación anticipada con una comisión del 0,7%.

Es habitual que las ofertas sean para nuevos clientes, para captar el dinero de la competencia

Los Depósitos On line de Banco Sabadell permiten escoger una imposición a un plazo desde 10 días, con una rentabilidad entre el 1,7% y el 2,5%, en función del periodo seleccionado (entre 10 días y seis meses). Solo se pueden contratar desde Internet y se permite la cancelación anticipada si el plazo es a seis meses. Caixa Catalunya admite la posibilidad de abrir posiciones a un plazo de permanencia de tres y seis meses, con una remuneración del 1,4% y 1,6%, respectivamente. Su contratación se puede realizar on line y están destinados para cantidades entre 1.000 y 50.000 euros.

Crecientes, aportaciones nuevas, solidarios...

Hay otras modalidades de depósitos a plazos muy cortos, para el verano. La oferta proviene desde los depósitos crecientes hasta las propuestas en pro de la solidaridad. Son varias las entidades que utilizan estos recursos.

La fórmula que emplea Caja Madrid para estos plazos tan cortos se plasma a través de su Depósito Más y Más 6 meses. Es para dinero procedente de otras entidades, tiene liquidación trimestral de intereses y no contempla comisiones de administración o mantenimiento. Facilita liquidez inmediata y, en caso de reembolso anticipado, se aplicará el 50% del tipo de interés. Unicaja cuenta con el Depósito Univia 3, que puede suscribirse desde 6.000 euros hasta un importe máximo de 150.000 euros. Aplica un tipo de interés nominal del 2,4% si la imposición se liquida cada mes y del 2,4%, si la liquidación es al vencimiento. Ing Direct parte de la propuesta de los nuevos Depósitos Naranja, con el que se puede conseguir hasta un 2% T.A.E.

BBK apunta a la contratación de sus Depósitos solidarios como fórmula para obtener rentabilidad durante unos meses. Son imposiciones que se pueden contratar a uno, tres, y seis meses, desde un mínimo de 100 euros, y se caracterizan porque el capital del depósito está garantizado en su totalidad. La rentabilidad de estos depósitos tiene como punto de referencia el Euribor, por lo que garantiza en todo momento una mayor rentabilidad para la inversión si el índice de referencia europeo evoluciona positivamente.

El Banco Popular, por su parte, incluye el Depósito Creciente a 3 meses, destinado para cantidades mínimas desde 300 euros. Es una oferta para dinero procedente de otras entidades, por el que se puede obtener un 2,7% T.A.E. global como consecuencia de su aplicación por tramos durante los tres meses a los cuales va dirigido su plazo de permanencia.

Remuneración en especie

Es frecuente encontrarse entre los depósitos a corto plazo con propuestas que remuneran a sus depositantes con obsequios en especie. Artículos para el hogar, televisores y equipos audiovisuales son los regalos elegidos por los bancos y cajas para que los clientes se decanten por estos productos, que carecen de excesivos atractivos adicionales para su contratación y que basan todo su «gancho» en el posible regalo que se pueda obtener por tener el capital depositado unos cuantos meses como plazo.

A modo de ejemplo, dos opciones de esta estrategia son la desarrollada por Caja Segovia y Caja Vital. La primera, en su oferta de ahorro, presenta el «Depósito Emoción», que remunera al cliente con regalos en especie a través de los tramos aportados en su suscripción y que contempla un plazo mínimo de permanencia de 6 meses. De similares características es el «Depósito Regalo» que comercializa Caja Vital y que aplica la misma estrategia comercial para plazos mínimos de 6 meses. Su estrategia se basa en que cuanto mayor es el importe depositado, más generosa será la recompensa que obtenga el usuario. Su funcionamiento se debe al interés de las entidades para captar el dinero de sus clientes, incluso a costa de rebajar o anular otras prestaciones que aportan los depósitos tradicionales.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto