Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Crédito al consumo

A través de esta forma de financiación, el consumidor puede acceder a una determinada cantidad de dinero para satisfacer necesidades personales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 21 enero de 2002
Una buena opción para financiar nuestras compras es recurrir a un crédito al consumo. Se trata de que una vendedora ofrece facilidades para la financiación de la compra de un artículo o servicio, ya sea a través del pago aplazado, préstamo monetario etc.

Lo más habitual es que estas empresas sean entidades de crédito pero puede ocurrir que la misma empresa ofertante del servicio o producto permita o financie un crédito al consumo para aumentar sus ventas.

Este crédito puede servir para financiar bienes muebles o inmuebles, financiación de viajes, reparación de automóviles, etc... La ley contempla exclusiones totales y parciales:

-Por la cuantía del crédito. Se excluyen aquellos cuyo importe se a superior a 3.000.000 de pesetas (18030.36 euros) o inferior a 25.000 pesetas (150.25 euros).

-Tampoco entran en esta tipificación los créditos en cuenta corriente que no constituyan tarjeta de crédito y los créditos gratuitos.

-Se excluyen por razón de su plazo de reembolso:

Los contratos en los que se pacte que el consumidor reembolse el crédito dentro de un único plazo que no rebase los tres meses.

Los contratos en que se pacte que el consumidor reembolse el crédito en cuatro plazos dentro de un período que no supere los 12 meses.

Los créditos en los que, sin fijar interés, el consumidor se obliga a reembolsar de una sola vez un importe determinado superior al del crédito concedido.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones