Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Créditos desde los cajeros, una alternativa al ‘préstamo rápido’

Se pueden solicitar de 500 a 20.000 euros, a un tipo de interés que oscila entre el 8% y 12%, y en muchos casos están preconcedidos

Cada vez más bancos y cajas de ahorro están ampliando los instrumentos para conceder créditos a sus clientes. A los ya tradicionales, tramitados en las oficinas bancarias, se les ha unido los concedidos a través de cajeros, e incluso de forma on-line. De momento la oferta no está muy extendida en el sector financiero, pero sí es lo suficientemente atractiva como para que el cliente opte por esta modalidad. Bankinter, Bilbao Vizcaya Argentaria, Caixa Galicia, Caja de Ahorros de la Inmaculada, La Caixa y Santander Central Hispano son algunas de las entidades que lo ofrecen. De esta forma, a las operaciones de sacar dinero en efectivo, cargas a móviles o consultar el saldo bancario, el cliente puede añadir la de solicitar un crédito, aunque para ello debe contar con el requisito de ser cliente de la entidad donde lo vaya a contratar. El importe medio de estos créditos no es muy elevado, oscilan entre 500 y 20.000 euros, aunque Caja Madrid dispone de un préstamo que se concede on-line y se eleva hasta 30.000 euros. El plazo de amortización varia en función de la cantidad solicitada, pero suele ser de más de cinco años en los bancos, mientras que las cajas lo estipulan entre 2 y 5 años. No obstante y antes de decidirse por tramitar uno de estos créditos, es aconsejable que la persona interesada negocie con el banco directamente porque, en muchas ocasiones, puede obtener mejores resultados, más teniendo en cuenta que ya es cliente.

Tarjetas revolving

Caixa Galicia es la última entidad que ha apostado por este tipo de créditos. La entidad gallega ha ampliado su oferta de productos con un nuevo servicio mediante el cual se pueden formalizar préstamos con las tarjetas de crédito y débito a través de los cajeros de su red, sin necesidad de entrar en la oficina y con la posibilidad de hacerlo en cualquier momento. Se puede pedir un préstamo a partir de los 500 euros hasta los 6.000, en tramos de 250 euros, a devolver en plazos de 24 a 60 meses y no hay que pagar por ellos comisiones de apertura, estudio, amortización ni cancelación. Pero no es el único producto de estas características disponible en el mercado, ya que ha lanzado la nueva tarjeta revolving ‘Visa Clip’, que ofrece al cliente una línea de financiación directa a interés reducido para ayudar al consumidor a ajustar su propio nivel de endeudamiento. La novedad que incorpora esta tarjeta consiste en que todas las compras realizadas con ella generan la devolución del 2% de su importe.

Asimismo, se recibe mensualmente un extracto en el que se detalla la bonificación acumulada hasta la fecha. Esta tarjeta es gratuita, tanto para su titular como para los posibles beneficiarios. Además, admite domiciliación en cuenta de Caixa Galicia o de cualquier otra entidad financiera, explican desde la caja gallega, donde indican que el pago del importe utilizado se realiza en forma de cuota fija mensual, cuyo importe es elegido por el titular, que puede modificarlo en cualquier momento, en una oficina o a través del servicio ‘Caixactiva’. Esta tarjeta incorpora también un seguro de accidente, de uso fraudulento y asistencia en viajes. Incluso el cliente puede disponer de “dinero instantáneo” traspasando el saldo de su tarjeta a la cuenta asociada en una oficina o a través de ‘CaixaActiva’.

De similares características es la tarjeta revolving que ha empezado a comercializar Bankinter. Es gratuita y con forma de plazo aplazado. Como incentivo, premia al titular las compras que realice en grandes superficies con un 3% de lo gastado mediante el pago con tarjeta. Este tipo de tarjetas son similares a las de crédito, la diferencia principal es que en este sistema el pago aplazado es la norma general. Con estas tarjetas, el cliente tiene un límite máximo de crédito que en función de la disposición que haga del mismo. A cambio debe de pagar un gasto fijo mensual que incluye el capital más intereses. El tipo de interés de estos productos es algo más elevado, llegando incluso al 15% TAE.

El Santander lanzó hace algunos meses los créditos en cajero para un reducido grupo de clientes preseleccionados y que ahora se ha ampliado a todos los clientes que dispongan de la tarjeta 4B. El préstamo máximo que concede es de 12.000 euros a devolver en un máximo de cinco años.

Crédito on-line

Caja Madrid, aunque no contempla préstamos a través de los cajeros, ha decidido recientemente ofrecerlos vía on-line. La financiación preconcedida es uno de los productos con los que la caja refuerza este sistema. Se puede pedir hasta 30.000 euros a un plazo máximo de ocho años, sin comisiones y con un interés de entre el 7% y 8,5%, que la entidad considera atractivo con el precio actual del dinero. Una oferta que se puede extender a casi dos millones de clientes.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones