Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Créditos para jóvenes

Jóvenes y estudiantes pueden conseguir que un banco les financie en mejores condiciones un curso, un viaje o la compra de un ordenador

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 marzo de 2002

Pero tampoco es cuestión de animarse sin más precauciones. Si consideramos que al cabo de un año ha de devolverse el préstamo, más un 13% de intereses, lo lógico es que se intente pagar el ordenador al contado, sin pedir ese crédito.

También hay comercios que ofrecen la posibilidad de comprar los productos a plazos, pero aquí también debe tenerse cuidado, porque esta compra a plazos puede suponer un pago de intereses superior al 20%.

Otra posibilidad es tener una nómina: un joven que está empezando a trabajar, o un estudiante que trabaja por horas en cualquier empleo temporal, pueden conseguir un crédito sobre su nómina (su sueldo), aunque la mayor parte de los bancos se asegurará de cubrir la eventualidad de que pierda su trabajo.

La familia como garante: Lo más probable es que, a la hora de pedir un crédito, el banco exija como aval una nómina o una cuenta bancaria del padre o de la madre o de alguien de su entorno (generalmente, un familiar). Cuando el préstamo se negocia de esta forma es el padre -o alguien próximo- quien negocia el crédito.

En los créditos para viajes o estancias en el extranjero ocurre un poco lo mismo, aunque aquí entra en juego la posibilidad de negociar con el banco una carencia por un tiempo determinado. La carencia consiste en que durante uno o dos años, o el tiempo que duren los estudios, sólo se pagan los intereses del préstamo, y no el capital en sí, es decir, el principal. Algunos bancos facilitan carencias de entre un año y el tiempo que duren los estudios. Por lo que se refiere a los viajes, también existe, como en los créditos al consumo, la posibilidad de negociar con la agencia de viajes un pago aplazado sin intereses o con intereses más bajos que los habituales del mercado. Convenios universitariosCasi todas las universidades tienen algún convenio por el que un banco determinado se encarga de cobrar las matrículas, pero no por ello estos bancos nos facilitan créditos para nuestros estudios. Como en los casos anteriores, el banco exige un aval. Y es que en España, al contrario de lo que sucede en algunos otros países occidentales, no existe (mayoritariamente) la posibilidad de financiar nuestros estudios a largo plazo, empezando a pagarlo cuando se entra en el mercado laboral.

Cualquier estudiante que necesite 6.000 euros para realizar un master y pida un crédito a siete años (el máximo de tiempo que nos ofrecen), con tres años de carencia en los que sólo pagaría los intereses del préstamo a un 13 % nominal, habría pagado al cabo de los siete años más de 10.217 euros.

Por tanto, hay que tener mucho cuidado a la hora de encontrar la mejor relación entre tiempo del crédito (debemos tender a que sea el menor posible) y la cantidad mensual a pagar (debe ser asequible a nuestros ingresos), teniendo en cuenta que cuanto más tiempo dure el préstamo menor cantidad se pagará mensualmente, aunque al final habrá abonado una cantidad total bastante mayor. Otra posibilidad prevista por los bancos es la de adelantar el dinero de la beca hasta que ésta sea cobrada; por supuesto, aplicando los tipos de interés correspondientes. Muchos cursos (por ejemplo, los master) tienen concertados créditos preferenciales (con un tipo de interés más bajo) con diversas entidades bancarias. En estos casos no es la propia entidad la que ofrece el crédito más bajo al estudiante, sino los organizadores del curso quienes obtienen un paquete de créditos para sus alumnos.

Las cajas de ahorro, debido a su peculiar configuración (su dueño teórico es el conjunto de la sociedad), están obligadas a reinvertir parte de sus beneficios en ésta (la sociedad). La Caixa, Caja de Madrid, Bilbao Bizkaia Kutxa y la Caja de Ahorros de Galicia, entre otras, tienen diferentes convenios con las universidades de su región de origen, y conceden becas y créditos blandos (a un interés muy bajo) para estudios y actividades concretas en el campo de la investigación o en el perfeccionamiento profesional.

Etiquetas:

banco crédito jóvenes

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto