Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Créditos sociales, sin intereses ni comisiones

Las personas separadas, mayores o familias monoparentales se benefician de estos productos adaptados a sus necesidades

img_padre hijo

En numerosas ocasiones, la situación económica de familias monoparentales, personas separadas o mayores que deben adaptar su hogar no es muy boyante. Sobre todo, cuando estos ciudadanos no esperaban encontrarse en determinadas situaciones, necesitan hacer frente a gastos con los que no contaban. La oferta crediticia actual les facilita vías de financiación adaptadas a sus necesidades. Son productos que disponen de condiciones especiales de contratación, intereses más bajos que los destinados a otros préstamos y posibilidad de bonificaciones, aunque sólo en caso de tener contratados otros productos con la entidad emisora.

Bonificaciones

Hay situaciones inesperadas que provocan que la economía se tambalee. Así ocurre a las personas que se separan o a los mayores que ven cómo con la edad su salud se resiente y deben adaptar su hogar a las nuevas condiciones físicas. Para estos grupos, las entidades financieras han diseñado productos específicos. Es una propuesta tan heterogénea como sus destinatarios, aunque con características comunes. Los préstamos dirigidos a divorciados, familias monoparentales o personas que han rebasado los 65 años carecen de comisiones y están exentos del pago de intereses. Los usuarios, además, pueden beneficiarse con una bonificación, siempre y cuando tengan contratados otros productos con la entidad que emite los créditos.

Los préstamos sociales para separados o familias monoparentales cuentan con un importe máximo de 18.000 euros y un plazo de amortización de entre 5 y 10 años, en función de la financiación solicitada. Entre ellos destaca el "Nueva Etapa" de Caixa Catalunya. Pretende financiar los gastos derivados de las nuevas situaciones de los matrimonios o parejas y permite disponer del dinero en un solo cobro o a medida que el demandante lo necesite, durante un periodo máximo de un año. Como medida adicional, a los beneficiarios se les aplicará un tipo de interés más favorable cuantos más productos tengan contratados con la entidad (nómina, recibos, o seguro de vida, entre otros).

El "Crédito Guardería" es la propuesta que realiza Caja Navarra a las familias monoparentales para ayudar a financiar los gastos de cuidado de los más pequeños de la casa. La disponibilidad del crédito es mensual y permite dos años de carencia durante los cuales sólo se pagarán intereses. Tiene un importe máximo de 18.000 euros con un plazo máximo de amortización que se eleva hasta 10 años.

Las condiciones mejoran si se tienen contratados otros productos con la entidad que emite los créditos

Con la colaboración de su Obra Social y Cultural, Cajastur asesora a las personas mayores y quienes padezcan minusvalías por las que necesiten adaptar su hogar. Dan ayuda económica para acondicionar los baños o eliminar barreras arquitectónicas para mejorar su movilidad y autonomía.

También hay créditos específicos para quienes han cumplido 65 años. Son una vía de financiación para sus necesidades y se pueden contratar en mejores condiciones que los préstamos tradicionales, en muchos casos, con descuentos superiores al 2% en los tipos de interés. Si se tiene domiciliada la nómina o pensión, pueden beneficiarse de descuentos añadidos al aplicar los intereses. Además, son flexibles y de fácil acceso, también en este caso, si ya se tiene contratado algún producto con la entidad.

LAS CLAVES DE LA FINANCIACIÓN SOCIAL

  • Está destinada a segmentos sociales que requieren de recursos extras para afrontar una nueva etapa o necesitan unos servicios especiales.
  • Son préstamos “blandos” en cuanto a sus condiciones de contratación y no es habitual que se apliquen intereses.
  • Son asequibles y flexibles. No es preciso entregar excesiva documentación para su contratación.
  • Los plazos de amortización son reducidos; en algunos casos, el límite es de un año.
  • La oferta actual es exigua. Son pocas las entidades financieras que brindan estos productos a sus clientes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones