Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Descubiertos en cuenta

Según la entidad bancaria se puede llegar a pagar hasta 20 euros por dejar sólo un euro en números rojos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 4 enero de 2006

Una mala previsión de fondos o el cargo de un gasto mayor de lo esperado pueden teñir de rojo la cuenta corriente. Esta situación es lo que en el argot bancario se denomina ‘descubierto en cuenta’. Un término que hace referencia a que las entidades financieras aplican elevados intereses y varias comisiones a los clientes que se quedan sin fondos en sus cuentas corrientes y pasan a ser deudores. En ocasiones, sólo por dejar un euro en descubierto, deberemos pagar una penalización de 20 euros, un 2.000% del importe que dejamos en números rojos. Además, para algunas entidades no importa que se rectifique en breve y que la situación en números rojos apenas dure unas horas. Si la cuenta se quedó en descubierto, aunque fuera por poco tiempo, las entidades no son compasivas y aplican igualmente sus elevadas comisiones. Por lo tanto, en estas fechas navideñas, tan dadas al consumo, conviene no perder de vista nuestro saldo bancario para no tener que correr con gastos innecesarios. Desde las asociaciones de consumidores recomiendan fijarse bien en las comisiones que cobran y reclamar ante una mala práctica bancaria.

Cadena de gastos

Los gastos que hay que pagar por dejar la cuenta corriente al descubierto son numerosos. En ocasiones, tendremos que pagar hasta tres tipos de penalizaciones distintas: un tipo de interés, una comisión de apertura de descubierto y una comisión de reclamación de posiciones deudoras.

Para empezar, el descubierto se considera un préstamo, Descubierto se considera un préstamo de modo que tendremos que abonar a la entidad un tipo de interés determinado y bastante elevado. La modalidad de la cuenta es uno de los aspectos que influye para determinar ese tipo de interés aplicado. “Los gastos de un descubierto de una cuenta corriente de una persona física se ajustan a lo establecido en la Ley de Consumo y serán menores que los aplicados a las cuentas que pertenezcan a personas jurídicas”, afirman desde BBVA.

Para cuentas de particulares, en Caja Madrid el tipo de interés de referencia actual que aplican por descubiertos en cuenta es del 9,99% TAE (9,64 % de interés nominal). En Banco Sabadell se sitúa en el 9,513% TAE y en SCH es del 9,568% TAE. Todos estos tipos de interés corresponden a periodos anualizados, de modo que la entidad hace el cálculo del pago correspondiente según los días que se mantenga el descubierto.

En segundo lugar, todas las entidades aplican también una comisión de apertura del descubierto, que el cliente tiene que pagar por haberse quedado en números rojos y porque la entidad haya tenido que prestarle dinero. Esta comisión puede superar el 4%. Desde el Banco de España comentan que esta es una de las pocas comisiones que está regulada. En concreto, el artículo 19, apartado 4, de la Ley 7/1995 del 23 de marzo dice que la comisión percibida por situaciones de descubierto, junto con los intereses, no podrá dar lugar a una tasa anual equivalente superior a 2,5 veces el interés legal del dinero (que en la actualidad se sitúa en el 4%). Es decir, el gasto no puede superar el 10% TAE.

En Banco Popular y BBVA pueden aplicar una comisión máxima del 4,5% sobre el importe que quedó en descubierto, con un mínimo de 3 euros. Por su parte, una de las entidades que aplica comisiones más bajas por este concepto es Bankinter. Su comisión máxima aplicada por descubiertos en cuenta es del 0,5%, aunque el mínimo aplicado es, también, de 3 euros.

Por último y, al margen de la comisión y el interés mencionados, algunos bancos y cajas aplican una nueva tarifa, denominada ‘comisión de reclamación de posiciones deudoras‘. Algunas entidades cobran esta última comisión sólo cuando el descubierto se mantiene durante un periodo determinado, que varía según el banco o caja en cuestión. Por ejemplo, en Banco Sabadell esta comisión es de 22 euros, pero sólo la cobran cuando la posición deudora supere los 30 euros y se mantenga más de dos días hábiles. En Openbank, filial “on-line” de SCH, sólo cobran esta comisión de reclamación de posiciones deudoras (25 euros) si el cliente mantiene un descubierto en cuenta durante más de diez días. Si antes de ese plazo el usuario ingresa dinero en su cuenta, la entidad en cuestión no tiene derecho a reclamar el pago de esta comisión.

Como suele ocurrir con la mayoría de las comisiones bancarias, las entidades tienen un margen de aplicación de sus tarifas bastante amplio según la situación particular del usuario, hasta un máximo determinado y registrado en el Banco de España. En ocasiones, los grandes clientes disfrutan de ciertos “privilegios”, como no pagar comisiones por el mantenimiento de sus cuentas corrientes o de sus tarjetas. No obstante, en los descubiertos, bancos y cajas no suelen hacer distinciones: se trate de un cliente con un saldo bajo o de un estupendo usuario, si sufren un descubierto habitualmente ambos suelen terminar pagando la penalización máxima.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) consideran que esa segunda comisión que cobran las entidades bancarias (“comisión de reclamación de posiciones deudoras”) sólo está justificada en el caso de que el banco en cuestión pueda probar que han emprendido o realizado las gestiones oportunas para cobrar ese descubierto y que estas gestiones han producido un gasto a la entidad. Ileana Izverniceanu de la Iglesia, portavoz de la OCU, estima que “enviar una simple carta ordinaria, como hacen muchos bancos, no justifica el cobro de esta comisión”. “El Banco de España considera que este hecho es una mala práctica bancaria. Lo lógico es que la reclamación se realice después de estudiar las peculiaridades de cada caso concreto”, añade.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones