Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Diferencias entre traspaso y transferencia

El traspaso implica a una sola entidad y es gratuito, mientras que una transferencia se hace entre varios bancos y se aplica una comisión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 diciembre de 2008
Img transferencia Imagen: sanja gjenero

Las comisiones y sus redondeos

Las comisiones que establecen las entidades bancarias por realizar las transferencias básicas se ciñen a estos parámetros:

  • Transacción manual:

    En las transacciones manuales, operaciones realizadas directamente en la ventanilla de la sucursal bancaria, la entidad financiera puede establecer una comisión del 0,20% sobre el importe total de la transferencia. Es habitual cobrar un mínimo de 2 euros por transferencia. Es decir, en los casos en que la comisión resultante al aplicar el 0,20% suponga un importe menor a 2 euros, la entidad cobrará directamente esta cantidad. Por ejemplo, si un cliente efectúa una transferencia de 300 euros, al aplicarle una comisión del 0,20%, el resultante sería 60 céntimos, pero la mayoría de bancos establecen directamente un importe de 2 euros por comisión.

    En la práctica, las entidades bancarias unifican comisiones y establecen los mismos importes para las mismas transferencias

  • Transacción mediante fichero:

    El fichero es una aplicación informática que se procesa de forma automática en el banco o caja, agilizando los trámites bancarios y evitando un trabajo manual que siempre encarece las operaciones. Esta modalidad permite aligerar los trámites bancarios para las empresas que efectúan de manera reiterada el abono de facturas a los mismos proveedores con una cadencia mensual. En algunos casos, las empresas pueden abonar 20 ó 30 facturas a los mismos beneficiarios. Para facilitar sus pagos, introducen en un listado informático (fichero) los datos necesarios para realizar las operaciones, incluyendo el nombre completo de los proveedores a quienes dirigen la transferencia, la entidad financiera beneficiaria, el número completo de cuenta, concepto, importe total, etc. De esta manera, todos los meses, la entidad se limita a modificar el importe y número de factura y enviar el disquete.

    Este fichero puede entregarse en la oficina, en disquete o CD, o bien puede enviarse a través de Internet; en la oficina bancaria, el ordenador procesa automáticamente el fichero. En estos casos, se cobra una comisión cercana al 0,10%. No obstante, cuando el importe resultante al aplicar este porcentaje a la suma total de la transferencia sea menor a un euro, la entidad bancaria cobraría directamente un euro como comisión, nunca una cantidad inferior.

  • Transacción por Internet:

    El cliente que opta por Internet para efectuar sus operaciones financieras reduce al mínimo el coste de la transferencia, ya que se aplica un 0,10% (en la práctica, con el redondeo, 0,60 céntimos). Esta opción, por su comodidad, eficiencia, efectividad y seguridad, cada vez suma más adeptos.

Estas comisiones son orientativas, ya que cada entidad bancaria puede establecer sus propias comisiones de acuerdo a su política interna (los porcentajes, según cada banco o caja pueden elevarse al 0,50%, permanecer en el 0,30%, o reducirse al 0,15%), aunque las cifras acordadas nunca puedan superar las cantidades máximas marcadas por el Banco de España. En la práctica, las entidades bancarias unifican comisiones y establecen los mismos importes para las mismas transferencias. La asociación a las redes bancarias como Servired (BBVA, Bankinter, Cajas Rurales, Deutsche Bank, Barklay, La Caixa o Bancaja, entre otros), Red Euro 6000 (Cajas de Ahorro españolas, como Ibercaja, Kutxa, Caja Duero, Caixa Galicia, Unicaja, BBK, Caixanova, CAM, Caja Navarra…) o la Red Telebanco 4B (Banco Popular, Banco Español de Crédito, Santander, Banco Pastor, Banco Guipuzcoano, etc), no influyen en el cobro final de comisiones en transferencias bancarias entre entidades.

Las excepciones

Con independencia del tipo de transferencia elegida, se contemplan supuestos diferentes y casos excepcionales. Según las condiciones o particularidades de cada oficina o cliente, las entidades reconocen no cobrar siempre el total de las comisiones establecidas de forma genérica, ya que en ocasiones pueden cobrar un mínimo o incluso nada. Esa gratuidad se aplica en función del cliente y la decisión final depende de la dirección de la oficina bancaria, siguiendo las directrices formuladas por su política interna.

Así, numerosas entidades bancarias premian la domiciliación de la nómina de sus clientes con la exención de cualquier tipo de pago por comisiones al efectuar operaciones de transferencias, incluyendo además la ventaja de suprimir todo tipo de gasto en concepto de mantenimiento de cuenta.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones